Un negocio de altos vueltos

El gerente de Excellence Eurojets, el comandante José Antonio Ortiz, acumula más de 10.000 horas de vuelo.
El gerente de Excellence Eurojets, el comandante José Antonio Ortiz, acumula más de 10.000 horas de vuelo. / SUR

La firma marbellí Excellence Eurojets multiplica por cuatro los pasajeros de muy alto poder adquisitivo que ha movido en sus tres primeros años

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZASMálaga

José Antonio Ortiz nació en Córdoba pero lleva casi la mitad de sus 48 años viviendo en Málaga. Piloto profesional con más de 10.000 horas de vuelo a sus espaldas, en compañías aéreas como Spanair, desde 2014 está inmerso en un proyecto empresarial propio: la primera empresa de vuelos privados de Andalucía, que ha bautizado como Excellence Eurojets. Con oficinas en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), en la barriada malagueña de Campanillas, y en la avenida Ricardo Soriano de Marbella, la firma ha conseguido, en estos apenas tres años de historia, multiplicar por cuatro sus cifras de negocio.

Así, ha pasado de transportar a apenas 200 pasajeros a unos 800 y facturar alrededor de 800.000 euros anuales. Su principal base de operaciones es el aeropuerto de Málaga, a donde llegan las aeronaves privadas que él contrata para trasladar a sus clientes, todos ellos de un alto o muy alto poder adquisitivo. En su práctica totalidad son de países del norte de Europa y del Este, que vienen a la Costa del Sol por motivos de ocio o de negocio. «El coste de la hora de vuelo depende del tipo de avión privado que se elija y del trayecto, pero suele rondar entre 2.000 y 8.000 euros por hora», concreta el empresario.

Así, sus clientes rusos, por ejemplo, llegan a pagar hasta 20.000 euros por un viaje desde Moscú a la Costa del Sol, que puede añadir además el traslado en helicóptero hasta sus mansiones privadas en la Milla de Oro. «El aeropuerto no ha dejado de ganar viajeros en los últimos años. En el sector de la aviación, tanto comercial como privada, venimos notando mucho antes el repunte de la actividad económica», sostiene Ortiz.

La compañía ha trasladado a la Costa del Sol a 800 viajeros, en su mayoría europeos y del Este

Tras un minucioso estudio de mercado de la mano de la entidad pública de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), este comandante de vuelo, que sigue pilotando aviones, tanto comerciales como privados, se decidió a lanzar la compañía, que de momento únicamente tiene una empresa competidora en el conjunto del país. Aún no dispone de flota propia, pero está trabajando en adquirir al menos tres aeronaves en los próximos años. El reto es superar el millar de clientes en 2019. De momento, la flota que ofrecen alcanza los 145 modelos, que incluyen capacidades desde cuatro a 13 personas.

Ortiz apunta que el cliente que utiliza estos servicios, con una media de ocupación de cuatro personas por avión, lo hace por ocio y negocio, aunque en la zona de la Costa del Sol el 95 por ciento del flujo se mueve por la primera motivación. «Nuestro cliente tiene un poder adquisitivo alto o muy alto y viene a la Costa del Sol a descansar, bien a su segunda residencia, o a las villas de gran lujo de los hoteles», explica el máximo responsable.

Traslado en helicóptero

Precisamente, debido al carácter de alto 'standing' del usuario de estos vuelos, la comercializadora ha puesto en marcha una segunda línea de negocio para transportar en helicóptero a sus pasajeros desde la escalerilla del avión a su lugar de descanso y hacer el viaje inverso el día que el cliente tenga planificado el regreso a su país de origen. Este servicio se presta desde Excellence Copters, la segunda empresa de la marca Excellence Marbella Group.

Según las estadísticas de la compañía después de las cuatro primeros ejercicios en activo, los principales clientes que demandan estos vuelos son ingleses, nórdicos y rusos. «La aviación ejecutiva no tiene líneas regulares por lo que nuestro radio de acción desde Marbella abarca todo el mundo. No obstante, las principales rutas que estamos realizando son a países del este, Moscú, Reino Unido, Alemania y Francia», apunta Ortiz.

El gerente de la empresa defiende el modelo de negocio que le permite trabajar con operadores aéreos «de primer nivel» y que suministran el avión con su tripulación para poder ofrecer movilidad «sin límites, a precios competitivos» para ejecutivos, familias o incluso, aunque no sea su línea de negocio principal, a grupos. La empresa cuenta, de momento, con una plantilla de ocho trabajadores.

Fotos

Vídeos