Una firma malagueña reinventa el agua en envase de cartón

El primer agua en envase de cartón lleva el sello de Málaga. / SUR

La multinacional Tetra Pak utiliza la planta para proyectar el producto en Europa como una alternativa más medioambiental frente al vidrio y el plástico

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Ly Company es una empresa malagueña implantada en el polígono industrial Las Américas de Alhaurín de la Torre. Es la única fábrica malagueña especializada en el envasado de alimentos líquidos y bebidas en envases de cartón aséptico (aceites, vinos, sangrías, vermús, aguas, aguas saborizadas, sidras, bebidas a base de café, energéticas sin gas, bebidas a base de zumo, néctares, bebidas a base de té e isotónicas). La firma cuenta con tecnología de última generación diseñada y desarrollada por la multinacional Tetra Pak, la mayor envasadora de leches y zumos en envase de cartón del mundo. Su envase más popular a nivel mundial es el tetra brik.

La firma malagueña, que ha necesitado invertir cuatro millones de euros en al puesta en marcha de la fábrica, acaba de lanzar al mercado un producto propio que la multinacional quiere popularizar en Europa: agua de manantial en envase de cartón. Aunque esta variedad ya existe en el mercado -con marcas como Solán de Cabras- la innovación tecnológica que diferencia al producto de la compañía malagueña es el uso de un cartón aséptico y laminado en el envase, lo qu según aseguran mejora el aislamiento.

El producto lleva en el mercado hace apenas un mes y pronto se podrá ver y adquirir, como por ejemplo, en los museos Thyssen con la reproducción de varios cuadros de sus exposiciones permanentes.

«Hemos sido el agua oficial en los recientes World Transplant Games celebrados en Málaga, estamos en conversaciones con distintos organismos públicos como deportes, medio ambiente y turismo, así como muchas empresas que a través de sus departamentos de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) y de compras pueden adquirir y personalizar este envase a su gusto, como cadenas hoteleras, parques recreativos, cadenas de cines y eventos», según el director gerente de la firma malagueña, Francisco Rodríguez.

Maite Bernal, Francisco Leal y Francisco Rodríguez, promotores de Ly Company. / SUR

Se trata de un agua del manantial de Sierra Bonela. De momento, el producto se ofrece en dos formatos, uno de medio litro y otro de litro, aunque la firma también tiene la posibilidad de ofrecer otro de 750 mililitros.

Reciclable

Según Rodríguez, el tetra pak está elaborado con cartón laminado aséptico procedente en un 80 por ciento de fuentes sostenibles y renovables. «Además es reciclable 100 por cien», señala el director de Ly Company, que insiste en que por sus características, este envase garantiza que el producto se mantenga fresco mucho más tiempo frente a un agua envasada en vidrio o en plástico. «Las bebidas en envases de cartón no se oxidan, no les da la luz y no se recalientan. Además tenemos la ventaja de que cada vez hay más personas y empresas preocupadas por la huella de carbono, y el plástico que es un contaminante en su extracción, elaboración y eliminación, que el 80% acaba en los mares y solo el 14% se esta reciclando, y nunca para fines alimentarios de nuevo, y cuenta cada vez con más detractores», ha manifestado Rodríguez.

Líneas de envasado

Ly Company tienen en funcionamiento de momento tres líneas diferentes de envasado. Una dedicada a aceite de oliva, otra a vinos y derivados y una tercera al agua. La sociedad implantada en Alhaurín de la Torre comercializa un aceite de oliva virgen extra (Only) en Tetra Pak. Esta dotada con tecnología para poder envasar también monodosis de 15 y 20 mililitros.

Ly Company es un firma especializada en el envasado de bebidas en envases de cartón

«Podemos desarrollar, procesar y envasar una alta gama de productos en una planta de envasado de última generación, con la más alta exigencia en calidad y técnica humana», ha señalado Rodríguez, que forma LY Company junto a Francisco Leal y Maite Bernal como director de proyectos y Directora de Calidad, respectivamente.

«Estamos desarrollando un proyecto que puede revolucionar y apoyar medioambientalmente un mercado que en los últimos siete años se ha duplicado con 200.000 millones de litros envasados en plásticos a 400.000 millones en 2017. Es una responsabilidad social cuidar nuestro ecosistema, y más cuando se trata de envases argumentados que benefician y protegen al alimento que contiene en su interior y al medio ambiente», según ha explicado Francisco Rodríguez.

Fotos

Vídeos