Finca La Torre realiza sus primeros envíos de aceite a Oriente Medio

Víctor Pérez es el ingeniero agrónomo que ha convertido a Finca La Torre en un referente. /Agustín Peláez
Víctor Pérez es el ingeniero agrónomo que ha convertido a Finca La Torre en un referente. / Agustín Peláez

La empresa malagueña, que mantiene la misma producción, exporta a25 países y ha conseguido triplicar su facturaciónen sólo tres años

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Finca La Torre, sin duda una de las almazaras más premiadas, acaba de dar un nuevo paso en su internacionalización con el envío de su aceite de oliva virgen extra a los Emiratos Árabes Unidos, en Oriente Medio, mercado al que hasta ahora no había llegado. En concreto, la almazara malagueña, que tiene su sede en Bobadilla (Antequera) y que ha sido premiada durante cuatro años consecutivos con los ‘Premios Alimentos de España’ otorgados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, acaba de enviar el primer ‘pallet’ con su aceite a esta zona del mundo.

La empresa vende ya su AOVE en 25 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, México, Alemania, Reino Unido, Japón, Corea del Sur, Australia, Italia, República Checa, Suiza, Suecia y Dinamarca, entre otros. Sin embargo, exportar a los Emiratos Árabes Unidos es un gran paso para esta pequeña compañía, según el director comercial de la firma, Borja Adrián. «Oriente Medio es un mercado muy atractivo y que tiene un potencial importante porque reconocen y valoran mucho la pureza y el perfil organoléptico de nuestros aceites. Para nosotros es un área de negocio nuevo y estamos muy ilusionados con nuestro desembarco allí», ha declarado Adrián.

Finca la Torre produce anualmente entre 80.000 y 100.000 litros de aceite de oliva. Sin embargo, en los últimos tres años ha logrado triplicar su facturación pasando de unos 400.000 euros en 2014 a unos 950.000 en venta en 2017. «Para 2018, hemos planificado acabar con 1,2 millones de euros, por lo que la evolución es constante, el cliente nos está dando su confianza. En tres años hemos multiplicado por tres la facturación prácticamente», ha asegurado Adrián, que ha incidido en que el objetivo de la empresa es seguir aumentando el volumen de aceite embotellado.

El director comercial ha señalado que «en 2014, apenas vendíamos 2.000 litros de aceite embotellado y estábamos en tres países, mientras que para este año apuntamos a 45.000 litros de embotellado». Sobre la calidad de la cosecha que acaba de terminar (2017-2018), Borja Adrián ha manifestado que ha sido «buena» para Finca la Torre, ya que han conseguido casi un 40% más de aceite de muy buena calidad.

La almazara, que es propiedad de la empresa Agrifutura Holding AG de Suiza, está dirigida por el ingeniero agrónomo Víctor Pérez, que es quien ha logrado convertir a Finca la Torre en una de las de mayor prestigio de España.

33.000 olivos

La empresa cuenta con 380 hectáreas, de las que 230 son de olivar (unos 33.000 olivos). Unas 120 hectáreas son de olivar tradicional, cuyo marco de cultivo no supera los 75 árboles por hectárea. El resto es olivar en intensivo (250 árboles por hectáreas). El 75% de la plantación es de la variedad hojiblanca. El resto son de arbequina, picual y cornicabra. Una de las apuestas de Finca la Torre es la agricultura biodinámica y ecológica.

Por lo general inicia la campaña de elaboración de aceite en octubre y suele acabarla en noviembre. La almazara realiza una recolección temprana, cuando la aceituna está aún verde, para obtener un aceite intenso, con más aromas, picante y amargo.

Según Borja Adrián, Finca la Torre no vende su aceite a cualquiera y todo con el fin de darle más valor al producto que elaboran.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos