¿Qué valoran ahora las empresas en la selección de personal?

Consultoras como Adecco organizan cursos y actividades relacionados con el reclutamiento de talento. /Alberto Gómez
Consultoras como Adecco organizan cursos y actividades relacionados con el reclutamiento de talento. / Alberto Gómez

Nuevas exigencias empresariales, centradas en los idiomas y la cualificación, determinan estos procesos en la mayoría de sectores

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La incorporación de nuevas generaciones de profesionales, crecidos al abrigo de la tecnología, y las reticencias y exigencias empresariales a la hora de contratar personal han revolucionado el mercado laboral. Tras la destrucción de empleo provocada por la crisis, las consultoras especializadas en recursos humanos vuelven a aumentar su cartera de clientes mientras las cifras de desempleo bajan de forma paulatina, en buena parte debido al aumento de los contratos basura y del número de autónomos. Los procesos de selección han modificado sus requisitos, ahora más centrados en la cualificación y en los idiomas. En Málaga, el sector oscila entre los empleos temporales del sector turístico y hostelero, el repunte del mercado inmobiliario y el inicio de la creciente demanda de perfiles tecnológicos, todo un reto que las empresas de recursos humanos afrontan con optimismo.

Más información

Page Group celebra este año sus dos décadas de operaciones en España, donde la multinacional especializada en la reclutación de talento para empresas pretende seguir creciendo. Álvaro León, manager de la compañía, considera que Málaga «será uno de los grandes focos» de la creación de empleo en los próximos años y advierte de que la especialización resultará clave para abrirse hueco en el mercado laboral: «Hay sectores que están renaciendo y otros que apenas tenían presencia antes, como todos los relacionados con la tecnología». León asegura que la demanda de perfiles tecnológicos surge «no sólo por parte de empresas del sector, sino de firmas de otros sectores que necesitan aplicar las nuevas tecnologías». Una titulación, sin embargo, ya no será suficiente en un mercado cada vez más competitivo: «Ahora se exige especialización, idiomas y cualificación». El propio sector de los recursos humanos ha tenido que adaptarse a la revolución digital. Page Group fue pionera en lanzar difusiones 'online' de empleo «para que la oferta llegara a los candidatos antes que los candidatos a las ofertas».

Las cifras

21,9%
es la tasa de desempleo en Málaga, según datos de la Encuesta de Población activa del último trimestre, su nivel más bajo desde 2008.
2017
será un año clave para consolidar el crecimiento del mercado laboral en Málaga, donde los contratos temporales del sector turístico contrastan con la demanda creciente de perfiles tecnológicos muy bien remunerados.

El experto en recursos humanos Ignacio Zafra, gerente de la consultora malagueña B2B, confirma que los sectores 'estrella' de la provincia, como el turismo y la hostelería «están fuertes» y señala una disminución del número de candidatos con respecto a años anteriores e incluso la ausencia de demandantes de empleo en procesos de corte tecnológico que requieren alta formación: «La oferta se ha adelantado a la demanda y eso ha provocado que determinados perfiles reciban propuestas salariales importantes en Málaga». La provincia arrastra una polarización cada vez mayor de su mercado laboral, con contratos temporales y de condiciones cuestionables en sectores consolidados y, en el extremo opuesto, con perfiles tecnológicos cuya demanda se ha disparado en los últimos meses y por los que las empresas llegan incluso «a pujar». También la responsable de Selección en HRCS, Rocío Abolafio, hace hincapié en las nuevas exigencias del sector, orientadas a los idiomas, sobre todo el inglés, y a la formación cualificada.

En Málaga, el mercado laboral oscila entre los empleos temporales y la creciente demanda de alta formación

Entre los empleos especializados más solicitados destacan los relacionados con los macrodatos debido a la necesidad que tienen las empresas de estructurar y explotar sus números, incluida la información relativa a experiencias de consumidores a través de redes sociales. También aumenta la demanda de expertos en seguridad digital y de desarrolladores y programadores. El director de Adecco en Málaga, Gonzalo Cadenas, corrobora que está creciendo la búsqueda de community managers, analistas de big data e incluso 'youtubers' y adelanta que los sectores del comercio electrónico y de salud y bienestar se convertirán en destacados nichos de nuevos puestos de trabajo en los próximos años: «La tecnología está presente en casi todos los aspectos de nuestra vida, y eso va trasladándose a las necesidades laborales. También el envejecimiento de la población y el aumento del interés por los cuidados físicos serán generadores de empleo».

Las expectativas laborales quedan confirmadas por la Organización Internacional del Trabajo, que asegura que España será de los pocos países donde se reducirá significativamente el desempleo en 2017 por las características demográficas. El gran caballo de batalla continúa siendo el trabajo temporal, que continúa por encima del 20 por ciento, hasta seis puntos más que la media de los estados miembros. Según la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre, el número de parados se redujo en la provincia en 33.500 personas, lo que deja un total de 166.900 desempleados. Málaga se sitúa como la tercera provincia que más parados ha perdido tras Madrid y Barcelona, con una tasa de desempleo del 21,94 por ciento, su nivel más bajo desde 2008.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos