Entrenamiento antiterrorista con blanco malagueño

Entrenamiento antiterrorista con blanco malagueño

El último diseño de la empresa Iberian Targets, a demanda de un cuerpo de seguridad, simula un atacante con cinturón de explosivos

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

En los últimos años, los ataques terroristas contra emplazamientos turísticos en la Unión Europea han provocado que los cuerpos de seguridad inviertan más recursos en la formación e instrucción de sus efectivos. El terrorismo suicida que caracteriza los actos del autodenominado Estado Islámico provoca que los agentes deban hacer frente a ataques cuerpo a cuerpo, atropellos masivos y terroristas dispuestos a inmolarse y acabar con todo lo que les rodea. Precisamente esta última situación ha calado con fuerza en varios cuerpos de seguridad nacionales e internacionales, que han comenzado a ampliar las horas obligatorias de práctica de tiro y a solicitar blancos de tiros personalizados adaptados a estas circunstancias.

En este punto es donde entra en juego la empresa malagueña Iberian Targets, dedicada al diseño, fabricación y venta de productos para el entrenamiento en el tiro con armas de fuego o ‘airsoft’. Su último diseño, a demanda de un cuerpo de seguridad concreto, es un blanco de tiro que representa la silueta de un terrorista armado y con cinturón explosivo acoplado. «El encargo de este blanco ha sido realizado específicamente por un cuerpo de seguridad muy afectado por este terrorismo», apunta el gerente de la compañía, Javier Pedraza, que añade que cada vez son más las instituciones que están solicitando este modelo para reforzar sus entrenamientos con arma de fuego.

Iberian Targets es una empresa fundada hace sólo un año en Málaga por varios socios. Algunos de ellos están relacionados con las fuerzas de seguridad y otros, como Javier Pedraza, aportan su experiencia en gestión empresarial. «Detectamos una oportunidad de negocio en este sector porque hay una demanda no satisfecha de productos de calidad y que incorporen innovaciones», apunta. La compañía, ubicada en el PTA, cuenta actualmente con un catálogo de más de 40 productos (entre blancos de tiro de papel y blancos de tiro metálico) y un centenar de clientes, entre los que destacan varios cuerpos de seguridad de países de la Unión Europea y América. Su objetivo de facturación para este año, que era de 120.000 euros, «va a superarse fácilmente», apunta su gerente. «Por suerte o por desgracia, cada vez que hay un atentado notamos un incremento en las ventas», afirma.

La empresa, que está formada por un equipo de cinco personas, presume de que sus blancos son «100% made in Spain; de hecho, el 90% se fabrican en Málaga». Cuenta con un departamento de I+D+i para el diseño de nuevos productos, como el que acaban de lanzar para el entrenamiento antiterrorista o como una diana humana en tres dimensiones que están empezando a comercializar. «Lo que nos diferencia son los materiales de alta calidad, que aportan de más durabilidad», apunta su gerente, que señala como principal objetivo a corto plazo crecer en el mercado internacional, especialmente en países como Francia o Alemania donde hay mucha afición al tiro deportivo.

Fotos

Vídeos