Una disciplina nacida en los años setenta con orígenes en Sócrates

E. CABEZAS

málaga. 'Coaching' es una palabra inglesa que puede traducirse como «entrenamiento», pues procede del verbo inglés 'to coach' que viene a significar «entrenar». Por tanto, el 'coach' es quien «entrena» y el 'coachee' es el cliente, es decir, quien es entrenado. De hecho, los orígenes modernos de esta disciplina se sitúan a mediados de los años setenta del pasado siglo. Comenzó a aplicarse dentro del ámbito deportivo cuando Timothy Gallwey, profesor de Literatura y capitán en la Universidad de Harvard del equipo de tenis, se dio cuenta de que el principal freno de un deportista «no está en su cuerpo, si no en su mente», creó un método y publicó el libro 'El Juego Interior'.

Después, el piloto y empresario John Whitmore llevó el método de Gallwey al medio empresarial inglés con gran éxito, convirtiéndose en el precursor del 'coaching' de negocios, ejecutivo y personal. De hecho, ambos son los principales exponentes de la corriente del 'coaching humanista', originado y desarrollado principalmente en Europa, y cuya práctica está basada en la aplicación de herramientas de la psicología humanista, poniendo el énfasis en el ser humano, en su potencial interior y en la capacidad de elección de una vida mejor. No obstante, los antecedentes históricos más remotos del 'coaching' se encuentran en la filosofía griega, principalmente en Sócrates, quien creó un método llamado 'mayéutica', consistente en un proceso inductivo, a través de preguntas reveladoras con sus discípulos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos