La aventura entre hermanos que se abre hueco en el mundo del videojuego 'indie'

La aventura entre hermanos que se abre hueco en el mundo del videojuego 'indie'

Con un divertido juego de justas medievales, la firma malagueña Rodaja ha logrado galardones y ahora opta al galardón de los premios Junior que otorga el IMFE

FERNANDO MORGADO

La idea puede parecer descabellada, pero ha funcionado: un videojuego de justas medievales en monociclo. Los cuatro miembros de Rodaja no sólo tuvieron la valentía de embarcarse en un proyecto como el de 'Unfair Jousting Fair', sino que encima su habilidad como desarrolladores de videojuegos ha dado como resultado un producto divertido y adictivo que ha llamado la atención de la comunidad 'indie' de este sector. Prueba de ello son los premios que ha recibido desde su creación, entre los que se encuentra el de Mejor Diseño de Juego en la Madrid Games Week de 2015.

Rodaja nació dos años antes en casa de los Rico Zambrana, donde crecieron tres hermanos con una misma pasión por las consolas. David es licenciado en Traducción y graduado en Ingeniería del Software, Alejandro estudió Ingeniería Técnica en Diseño Industrial y Alberto es graduado en Bellas Artes. Los dos últimos, tras acabar un curso de modelado y animación 3D, aceptaron la idea de David de fundar su propio estudio de desarrollo de videojuegos. Entre los tres convencieron a un amigo de toda la vida licenciado en Física, Jesús Fernández, para que se uniera a su aventura.

Desde entonces se dedican a crear videojuegos como 'Unfair Jousting Fair' o 'Platform 31', en el que dos robots se disparan separados por una vía de tren que, cuando pasa, deja como mercancía armas más potentes. «Nos dio bastante visibilidad porque era un juego al que costaba dejar de jugar», explica Alejandro Rico, que además es profesor del Máster en Creación de Videojuegos de la Universidad de Málaga.

Salto al móvil

Según Alejandro, Rodaja era una «inquietud latente» de los tres hermanos. «Nos dedicamos principalmente al desarrollo, pero algunos también modelan, texturizan y animan para terceros», apunta. Esta misma semana han presentado su nuevo proyecto, 'BSKTBLL', un juego «atípico» de competición de baloncesto. «También estamos en negociaciones con la empresa sevillana Genera Games para lanzarnos al mercado móvil», comenta Rico. Y es que hasta ahora, los videojuegos generados por Rodaja sólo están disponibles para jugar en PC. Es el caso de 'Miniature Underwater Polo', que transcurre bajo el mar; 'Metaballism', en el que el jugador tiene que transportar los nutrientes por el conducto adecuado para asegurar una buena digestión, y 'Remainders of the 34', en el que hay que manejar una nave espacial en una importante misión.

Todos estos juegos, y muchos otros en los que han colaborado en algún aspecto en concreto, llevan el sello de Rodaja, que definen su actividad en su página web de una forma bastante curiosa. Son «creadores de juegos multijugador para destruir amistades alrededor del mundo».

Ser dueño de un estudio de desarrollo de videojuegos supone también hacer un esfuerzo por estar presente en ferias y convenciones. «No tanto para la promoción del videojuego en sí, sino para la de la propia empresa. Estos eventos se suelen aprovechar para conocer y entablar relación con otros estudios», asegura Rico. Han estado en Granada Gaming, Madrid Games Week, Gamepolis, GamesCon Jerez y GameBoss Zaragoza, pero creen que Málaga es «uno de los mejores lugares de España» para hacer videojuegos. «Gracias a proyectos como MalagaJam y al apoyo institucional, la industria está tomando mucha fuerza en la región, y el ambiente en general es muy colaborativo», añade.

El éxito de su aventura les ha llevado a ser finalistas del Premio Junior para Empresas del Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (IMFE).

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos