Diario Sur

La heladería malagueña Cónico inicia un plan de expansión en franquicia

Imagen del nuevo local de la firma de helados malagueña en el centro comercial de la capital francesa.
Imagen del nuevo local de la firma de helados malagueña en el centro comercial de la capital francesa. / SUR
  • La firma creada en 2011 abre su vigésimo centro en una gran superficie de París y busca inversores para inaugurar entre seis y ocho sucursales más este año

Málaga vive un auténtico boom de heladerías. A las firmas más tradicionales, con décadas de historia, se han sumado numerosos proyectos nuevos y otras franquicias venidas de fuera. Así, en la capital y la provincia se cuentan ya por centenares los establecimientos que ofrecen este producto, con calles del centro histórico donde hay hasta media docena de puntos de venta en apenas 50 metros. En este contexto tan competitivo, la marca malagueña Cónico ha conseguido hacerse un hueco, tras abrir su primer establecimiento en 2011 en la emblemática calle Granada.

Actualmente cuentan con otras 19 sucursales, repartidas entre la capital malagueña, Mijas, Marbella, Coín, Fuengirola, Vélez-Málaga, San Fernando (Cádiz), Madrid, Mallorca y Fuerteventura (Canarias). La última apertura la han completado hace muy pocos días en París, donde Cónico cuenta ya con un local en el nivel 1 del centro comercial Vill'up, en el distrito 19 de la capital francesa, concretamente en la avenue Corentin Cariou, número 30.

Tras alcanzar el hito de los 20 establecimientos propios, con una plantilla media que ronda entre los 60 y los 70 trabajadores, en función de la época del año, la enseña, impulsada por un inversor malagueño, tiene previsto iniciar ahora un ambicioso plan de expansión por medio de franquicias. El objetivo es abrir entre seis y ocho sucursales más antes de que finalice el año 2017, alcanzando acuerdos con socios locales, según explica la directora de desarrollo de negocios de Cónico, Tana Benasuly.

«Somos una heladería diferente, no sólo por el amplísimo catálogo de sabores, con más de 50, sino porque estamos todo el año abiertos, ofreciendo no sólo helados, sino también repostería casera», detalla Benasuly, quien cree que en España, a diferencia de otros países europeos, el consumo de helados es muy estacional. «Queremos romper con eso, y por ello mantenemos nuestra oferta de helados todo el año», agrega.

Cónico Ice Cream Shop es un concepto de heladería moderna, pero basada en las recetas heladeras más tradicionales. La firma dispone de obradores propios, donde se custodian las recetas maestras para la fabricación del helado tradicional y su posterior abastecimiento a las tiendas. El año pasado la firma produjo 200.000 kilos de helados, una cifra que este año esperan aumentar hasta alcanzar los 300.000 kilos. En términos de facturación, la compañía confía en aumentar su volumen de negocio en un 30% con respecto al cierre de 2016.

La cadena Cónico cuenta con tres tipos de franquicia, todas ellas orientadas al autoempleo: estándar, que funciona en locales desde 10 metros cuadrados de superficie; 'boutique', que se pone en marcha a partir de 40 metros cuadrados, y el quiosco.

La inversión necesaria para abrir una heladería Cónico es desde 40.000 euros más la obra civil, cantidad que incluye un canon de entrada de 9.000 euros. Asimismo, se contempla un royalty de explotación del 3%, para funcionar en locales a partir de 10 metros cuadrados con un mínimo de tres metros de fachada, que estén emplazados en ciudades con un mínimo de 20.000 habitantes.

Previsiones

«Nuestro objetivo para este año es abrir entre seis y ocho sucursales, de las que dos más podrían estar en Francia. Además, tenemos inversores interesados en Latinoamérica», cuenta la directora de desarrollo de negocios de Cónico. «Nuestro objetivo es alcanzar una cifra de aperturas constante de entre 20 y 25 al año a partir del próximo ejercicio», avanza la directiva de una firma que aspira a convertirse en una referencia nacional e internacional en el sector heladero y de la repostería.

Por el momento, han conseguido entrar con éxito en una de las ciudades más caras y exclusivas del mundo, París. El centro comercial Vill'up es uno de los más modernos de la capital francesa, abre todos los días de la semana y está estructurado en cuatro plantas, en las que se puede encontrar la más variada oferta de ocio, restauración, tiendas gourmet, servicios, cultura y 16 salas de cine, según ha explicado la cadena malagueña, que elabora helados artesanales elaborados con productos naturales y de calidad además de crêpes, gofres, cafés o granizados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate