Diario Sur

Arranca la temporada de recolección del espárrago verde en Andalucía

Instalaciones de Horticultores El Torcal, durante la pasada campaña del espárrago.
Instalaciones de Horticultores El Torcal, durante la pasada campaña del espárrago. / A. J. GUERRERO
  • Los productores malagueños esperan que la campaña sea buena en producción y precios, que han llegado a alcanzar los 3,5 euros en origen

La campaña del espárrago verde acaba de comenzar en Andalucía, incluida la provincia de Málaga, donde el cultivo se concentra fundamentalmente en la comarca de Antequera. Lo mismo sucede en la provincia de Granada, donde el producto es sinónimo de 'oro verde', debido a que son muchos municipios granadinos los que viven de este cultivo y porque es un producto que, salvo años excepcionales, ofrece cierta garantía de renta para los agricultores. Granada se mantiene como la provincia con mayor superficie destinada al cultivo de esta hortaliza, aglutinando tres cuartas partes de la superficie productiva total de Andalucía, seguida de Sevilla, Málaga y Córdoba. En municipios de la comarca de la Vega de Granada como Huétor Vega y Láchar, junto a otras localidades del Poniente como Salar, Loja, Villanueva Mesía, Moraleda, Montefrío, Algarinejo e Íllora, es la mayor zona productora de espárrago verde de toda la comunidad andaluza.

En Málaga, la superficie de cultivo supera las 500 hectáreas. En la provincia existen dos grandes asociaciones de productores que se encargan de comercializar la producción de espárragos, un producto que va a parar casi en sus totalidad al mercado exterior. Las dos asociaciones de productores son Horticultores El Torcal, de Antequera, y Hortícolas Sierra, de Sierra de Yeguas, que está apostando por el cultivo ecológico.

Según el gerente de Horticultores El Torcal, Juan Antonio Romero, la campaña malagueña de espárragos está todavía en sus inicios, lo que está favoreciendo cotizaciones altas en origen, entre 3 y 3,5 euros el kilo, aunque lo normal es que vaya descendiendo conforme vaya aumentando la recolección.

En la provincia la campaña de recolección abarca desde la segunda quincena de febrero o principios de marzo hasta finales de mayo o principios de junio.

«Las lluvias caídas en diciembre y el frío que hizo en enero han beneficiado al cultivo y todo apunta a que será una campaña buena a nivel productivo», ha explicado Romero, que espera que la cosecha aumente notablemente a partir de esta semana con el aumento de las temperaturas.

Según Asaja Málaga, la producción de espárragos de la pasada cosecha en la provincia rondó los dos millones de kilos, con una facturación agraria de 3.740.000 euros. La cosecha fue hasta un 30% inferior debido a la sequía. Las previsiones para este año son bastante mejores, debido a que ha habido más precipitaciones y más superficie de cultivo.

Hortícolas Sierra ha iniciado, por otra parte, la siembra de una variedad de espárrago morado para cosechar el próximo año, después de varios ensayos.

Según UPA Andalucía, «las expectativas de superficie cultivada tenderán a incrementarse a lo largo de campañas venideras, fundamentalmente en las principales provincias productoras, debido a que su climatología se adapta bastante bien a los requerimientos de esta hortaliza», además de disponer de suelos muy idóneos para el desarrollo de los turiones.

La gran ventaja de este cultivo en la provincia es que la práctica totalidad de la producción se destina a la exportación. Según UPA, la mayor parte de estas verduras es exportada a Francia y Alemania fundamentalmente, aunque también llega a Suiza, Inglaterra, Dinamarca, Holanda e Italia, así como a otros destinos más lejanos como Lituania. «En total, en torno al 75 por ciento de la producción andaluza se vende fuera de nuestras fronteras», ha asegurado UPA, asociación agraria para la que el espárrago verde cultivado en Andalucía se diferencia del resto de producciones por su textura fina, su color verde intenso, así como por sus cabezas más cerradas, convirtiéndose en un producto muy apreciado y valorado en muchos mercados.