Diario Sur

Gymcraft duplica su plantilla en un año con expectativas de seguir creciendo

El fundador de la compañía y el consejero de Empleo, tras la puesta en marcha.
El fundador de la compañía y el consejero de Empleo, tras la puesta en marcha. / SUR
  • La empresa alemana de realidad virtual para el deporte, con sede en el PTA, prevé facturar 30 millones de euros en 2018

Hace tan sólo un año que Gymcraft aterrizó en el Parque Tecnológico de Andalucía, y de momento la experiencia parece que está funcionando tal como esperaban. La empresa alemana, especializada en el desarrollo de software para realizar actividades deportivas a través de realidad virtual, se instaló en el PTA en el mes de noviembre de 2015, momento en el que invirtió, según sus propios datos, dos millones de euros, ocupando un espacio de casi 300 metros cuadrados.

Gymcraft anunció entonces que contaría inicialmente con un equipo de 16 personas, aunque prevén llegar a 40 en los próximos dos años. De momento, y según su director, Tilman Holm, dicha plantilla se ha duplicado gracias a la carga de trabajo actual. Su personal se compone de desarrolladores de software, diseñadores de videojuegos, programadores, especialistas en TIC y en 3D. «Pese a que la proyección inicial es la que es, no descartamos que a este ritmo podamos llegar a los 100 empleados en los próximos ejercicios», explicó. Este grupo de trabajadores no solo está compuesto por expertos locales, sino que cuentan con empleados de Madrid, Barcelona y distintas partes España, así como algunos traídos de otras oficinas de sus empresas, como el Reino Unido y Alemania.

En concreto, la empresa desarrolla un software que permite interactuar en tiempo real con máquinas de fitness, de forma que mientras se realizan actividades deportivas el usuario puede desplazarse en un universo virtual a través de unas gafas de realidad aumentada o un dispositivo móvil. La plataforma también incluye la posibilidad de interactuar con otros usuarios y elegir escenarios donde realizar las actividades deportivas. Su software puede implantarse en todo tipo de máquinas de fitness, por lo que los usuarios pueden hacer ejercicio con el software de la empresa en cualquier equipo, ya sea en su propia casa o en un centro deportivo.

Según Holm, la experiencia de este primer año en Málaga está yendo mejor de lo previsto. «Estamos muy contentos de habernos instalado en el Parque Tecnológico», afirma, ya que nos hemos dado cuenta de cómo se enriquece nuestro trabajo teniendo cerca de nosotros a otras empresas. Es una especie de ‘coworking’ a gran escala que hace que podamos ir aprendiendo día a día».

El presidente del PTA, José Luis Ruiz Espejo, señaló hace justo un año que la llegada de esta empresa a la tecnópolis reflejaba el interés que genera el Parque en el entorno internacional. «En los últimos meses hemos vivido la llegada de varias firmas internacionales que han instalado su sede en la tecnópolis, lo que destaca la calidad del entorno para ubicar empresas globales», destacó. Precisamente a este respecto se refiere el director de la compañía un año después. «Málaga es un destino que nos habían recomendado, y lo cierto es que estamos muy a gusto trabajando allí, y tenemos el caso de algunos trabajadores que ahora no tienen interés en volver a nuestras otras oficinas», afirma Holm, que relata que Gymcraft pertenece a un conglomerado que tiene su sede en Londres donde también poseen más oficinas. «Lo cierto es que nosotros somos emprendedores que hemos construido varias empresas investigando el mercado, y buena parte de esta investigación se basa en elegir bien el lugar en el que instalar una empresa», agrega.

Tilmman Holm y Favio Chiaramonte, el otro fundador de Gymcraft, destacan que desde un principio, los servicios de Invest in Andalucía y del PTA facilitaron su llegada a Málaga. «Estábamos convencidos de que era el mejor lugar para desarrollar nuestro proyecto», apuntan. Homm destacó también el servicio prestado a través de la Unidad de Captación de Inversiones, facilitando información y organizando viajes de prospección a Málaga para la búsqueda de la mejor localización para poner en marcha un proyecto innovador para el desarrollo de ‘next generation Fitness’ «en un ecosistema favorable para la creación».

Unas de las pruebas irrefutables del éxito de la empresa en su llegada a la provincia son los buenos datos de facturación. Tras comenzar con una inversión cercana a los dos millones de euros, Holm adelanta que tienen previsto facturar en torno a «20 o 30 millones de euros», en tan solo uno o dos años, dependiendo del mercado.

Temas