Diario Sur

Una empresa se propone fabricar 200 motocarros eléctricos al mes en Málaga

José Manuel Pérez Gallego, propietario de Urco, presenta uno de sus modelos.
José Manuel Pérez Gallego, propietario de Urco, presenta uno de sus modelos. / MORENO
  • Urco prevé instalar una factoría en Campanillas, desde donde suministrará a toda España pequeños vehículos para tareas de mantenimiento

Una empresa malagueña se ha propuesto convertirse en uno de los primeros productores españoles de un nuevo formato de motocarros eléctricos de tres ruedas, destinados a labores de carga. Se llama Urco y fue la encargada de poner en circulación los trenes turísticos ecológicos que ya dan servicio a los cruceristas en el puerto de la capital. Ahora, dan un paso más, con el inicio de esta línea de producción propia, previsiblemente en la zona de Campanillas. En la pasada edición de Greencities la compañía presentó su futura gama de vehículos, con usos tales como el acarreo de herramientas y materiales y la retirada de residuos.

José Manuel Pérez Gallego, propietario de Urco, asegura que en Málaga se va a homologar el primer triciclo eléctrico ligero de carga polivalente de Europa, con matrícula de ciclomotor. Sólo puede llevar una persona y están enfocados sobre todo a tareas de limpieza, recogida orgánica y vegetal (jardinería), así como para el transporte de material de servicios operativos y reparaciones. «Con esta herramienta ya no sería necesario coger una furgoneta, con lo que gasta, y con un sólo operario», explica.

La homologación está lista y esperan poder empezar a entregar los primeros pedidos entre los meses de enero y febrero del año próximo. Ya se han comprado los terrenos en Campanillas y se está creando la línea de montaje para España, aunque Pérez Gallego asegura que también han cerrado ya la exclusiva para Portugal, lo que supondrá la necesidad de una segunda cadena. Y con unos precios que, añade, serán muy económicos, gracias a que el ensamblaje se produce aquí, lo que reduce notablemente los costes logísticos de las piezas.

Sobre la generación de empleo, además de los 20 a 30 puestos de trabajo directos que la empresa espera crear en su factoría, Pérez Gallego pone el acento en la cantidad de personal indirecto que se puede generar, por la necesidad de vendedores y mecánicos en toda España. «Esperamos tener un distribuidor cada 600.000 habitantes», añade. Los nuevos vehículos eléctricos tendrán una autonomía de unos 50 kilómetros, más que suficiente, según su creador. «No hay un trabajador de este sector que haga más de 15 kilómetros al día», explica. La capacidad de producción inicial será de unas 200 unidades al mes, «pero es que la demanda que ya tenemos supera esta cifra», asegura el empresario. «Espero que sea una gran noticia para Málaga».

Desde sus inicios en 1995 como imprenta tradicional, en la capital, Urco dio el salto al sector del turismo y la movilidad sostenible, donde ya cuenta con una flota de cinco trenes ecológicos de pasajeros. Aunque el más conocido es el que circula por el recinto portuario, transportando cruceristas desde los barcos hasta el Centro, también cuentan con otro formato, enfocado a campañas publicitarias. Están equipados con monitores gigantes, equipos de sonido, espacio para almacenar artículos de regalo y asientos para el personal.