Diario Sur

Convocada la segunda huelga nacional en dos meses en los 'contact center'

Los sindicatos se quejan de que el crecimiento del negocio no se ha traducido en una mejora de las condiciones laborales. :: sur
Los sindicatos se quejan de que el crecimiento del negocio no se ha traducido en una mejora de las condiciones laborales. :: sur
  • La conflictividad laboral, asignatura pendiente de un sector que emplea en Málaga a unas cinco mil personas

Los sindicatos han convocado una nueva huelga de 24 horas en toda España para el próximo 28 de noviembre en el sector de los 'contact center', que se suma a la que tuvo lugar el pasado 6 de octubre, con un seguimiento masivo, según los convocantes. En Málaga, donde las empresas del ramo emplean a unas 5.000 personas, cerca del 90% de los trabajadores secundó el paro. Las posturas entre patronal y sindicatos todavía son muy distantes.

La conflictividad laboral sigue siendo la asignatura pendiente de un sector que ingresó el año pasado hasta un 8% más, en torno a 2.400 millones, según un informe de DBK, que prevé que el crecimiento continúe durante. Sin embargo, los trabajadores denuncian que esas mejoras no han llegado a sus nóminas. «Las grandes empresas como Movistar o Vodafone están teniendo la percepción de que los servicios en Sudamérica no son efectivos. Eso supone que retornan el trabajo a España, pero no aumentan la plantilla. El volumen de trabajo es mucho mayor. Atendemos el doble o el triple de llamadas que hace siete años. La precariedad ha aumentado, los salarios son ridículos. El convenio actual deja un montón de puertas abiertas para facilitar los despidos», apunta Inmaculada González, de la comisión ejecutiva de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC. OO. en Málaga y delegada sindical de Catsa.

González asegura que los sueldos de los trabajadores a duras penas superan los 700 euros si se suman los complementos, entre otras cosas porque pocos son quienes tienen contratos de 40 horas a la semana. Los contratos de media jornada se imponen y se hace cada vez más difícil la conciliación. Los casos de estrés y ansiedad se han disparado por la carga de trabajo y la presión por alcanzar los resultados, señala la representante de Comisiones Obreras. La mayoría de las bajas en los 'contact center' se producen precisamente por la ansiedad o por la faringitis crónica, dos enfermedades al orden del día en los teleoperadores pero que no aparecen recogidas en el convenio colectivo.

«Al darse con tanta frecuencia, hay empresas que utilizan la acumulación de bajas y hay muchos despidos por este motivo. Se penaliza a un trabajador que ha enfermado por hacer su trabajo», explica Inmaculada González. En Málaga, Catsa (propiedad de Movistar) y Extel (grupo Adecco) son los dos centros más grandes. En su día, entre las dos superaban los 2.000 empleados. Hoy andarán por la mitad. Extel anunciaba precisamente este año un ERE que, en el caso de Málaga, podría afectar a unas 26 personas con salidas voluntarias.

Desde el sindicato CGT, han criticado el «absoluto bloqueo» a las propuestas de la parte social en la negociación del convenio por parte de la patronal española, así como la pretensión de una congelación salarial en 2015 y una raquítica subida salarial del 0,7% durante los próximos años. La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ha convocado otras siete huelgas en el mes de diciembre para hacerlas coincidir con el puente, con el objetivo de «visualizar la importancia que tiene este sector que, sin embargo, es menospreciado por las grandes compañías de los principales sectores económicos de nuestro país: banca, telefonía, transportes de viajeros, energéticas, seguros, etcétera».

Desde la patronal, no se dan detalles de las negociaciones y aseguran que lo que se busca fundamentalmente es dar un buen servicio a sus clientes. «La actividad desarrollada en un 'contact center' es la tarjeta de presentación de cualquier organización, de ahí su importancia estratégica y la continua apuesta de las empresas por una atención de calidad. Desde ACE, velamos por la calidad en el servicio de las empresas asociadas que representan el 85% de la facturación del sector a través del cumplimiento de unos principios reguladores. Existe un convenio colectivo que en estos momentos está en plena negociación por lo que no podemos facilitar más detalles», indica el presidente de la Asociación de Contact Center Española , Íñigo Arribalzaga.

Evolución tecnológica

Arribalzaga subraya la evolución y el desarrollo tecnológico por el que ha apostado: «El chat y el 'e-mail' han ido ganando adeptos, pero el mayor crecimiento se ha registrado en los canales de 'social media'. Según nuestros últimos datos, los agentes con dedicación exclusiva al 'social media' se han casi triplicado con respecto al año anterior». La tecnología del 'big data' es la nueva apuesta, con herramientas que permitan «conocer más a fondo a nuestros clientes y así ofrecerles un servicio más personalizado por el canal que ellos prefieran», añade el presidente.