Diario Sur

Aceites Málaga se cuela en el ‘Singles Day’, el mayor día de ventas ‘on line’ de China

Antonio Pérez, en el expositor de Aceites Málaga en la FHC de Shanghai 2016.
Antonio Pérez, en el expositor de Aceites Málaga en la FHC de Shanghai 2016. / Sur
  • La comercializadora cierra un importante contrato en la FHC de Shanghai que supone el envío al gigante asiático de 30 contenedores de AOVE y de girasol

El 11 del 11 (11 de noviembre) se ha convertido en uno de los días de mayor volumen de compras ‘on line’ en China y en el mundo. Portales de ventas electrónicas como Alibaba, Jingdong o Dangdang, entre otros, en el gigante asiático no dejan de batir récords de ventas en este día, que algunos comparan con el Black Friday o con las rebajas de enero. Se trata de una jornada que se inició la década de los 90, de modo que a partir de la medianoche del 11 de noviembre y durante 24 horas hay grandes descuentos y promociones, propiciando la mayor fiesta del comercio electrónico del año a nivel internacional. Grandes compañías de todo el mundo aprovechan para aumentar sus ventas el ‘Singles Day’ (Día del Soltero), entre ellas Zara o Nike. Hacerse un hueco en este comercio electrónico es por tanto una gran oportunidad para cualquier empresa.

Aceites Málaga, compañía malagueña especializada en la comercialización de aceites de oliva y de girasol acaba de conseguir entrar en esta fiesta de venta ‘on line’ en el gigante asiáticio.

La firma local, que comercializa anualmente unos 17 millones de litros de aceite, acaba de firmar un importante contrato en la feria internacional de alimentos y bebidas FHC de Shanghai 2016, con una empresa asiática especializada en la venta ‘on line’, que le va a significar el envío de 30 contenedores marítimos de aceite de oliva virgen extra suave y de girasol para el comercio electrónico. Según el gerente de la firma malagueña, Antonio Pérez, que comercializa en la provincia marcas como La Flor de Málaga y Dalysol, esta operación supondrá para Aceites Málaga introducir sus productos en un mercado que aumenta cada año en China, el de la venta electrónica. La compañía espera de momento cerrar este ejercicio con una facturación de 26 millones de euros e incrementar la de 2017 un 10 por ciento gracias a este contrato.

Aceites Málaga, con más de cuatro décadas de historia en la provincia, lleva ya varios años apostando por el mercado exterior para seguir creciendo. Gracias a ello el 20 por ciento de sus ventas procede de la exportación, la mitad de ellas tienen como destino China, aunque sus productos llegan a más de 16 países de todo el mundo. «Para nosotros es muy importante este acuerdo, ya que la venta ‘on line’ está subiendo de manera sorprendente año a año en China», afirma Pérez.

Aromatizados

Aceites Málaga ha conseguido en la FHC de Shanghai renovar además acuerdos con otros distribuidores con los que ya estaban trabajando e iniciar contactos con otros en destinos tan exóticos como Yemen. «En apenas tres años hemos conseguido que nuestros productos estén presentes en las principales ciudades chinas y estamos convencidos de que podemos seguir creciendo», ha señalado.

En un intento de seguir buscando nuevos nichos de mercado, Aceites Málaga cuenta con una línea de aceites de oliva virgen extra aromatizados: sabor ahumado, a ajo, a albahaca, con guindilla, sabor naranja, orégano, romero, trufa blanca, trufa negra y uno con sabor chocoavellana. Este último es un producto destinado al consumidor infantil. El objetivo de la empresa es que los niños que no están acostumbrados a tomar o consumir aceite de oliva lo hagan a través de este producto. «Sustituye la bollería industrial por dieta mediterránea, con el sabor que más le gusta -chocolate y avellana- sin dejar un producto sano y saludable», según Pérez.

Pues bien, una empresa china se ha fijado en este producto y ha realizado ya el pedido de un primer contenedor precisamente con la intención de dirigir el aceite chocoavellana a los niños del país asiático. Lo mismo ha sucedido con el aceite sabor a naranja.

Aceites Málaga lanzó a principios de año un aceite con gránulos de oro que presentó en la feria Goolfud en Dubai, junto a otro con hebras de azafrán.