Diario Sur

Cinco barreras para alquilar un trastero

Cinco barreras para alquilar un trastero
  • publirreportaje

  • “El trastero está lejos de casa, es caro, no sé cómo de seguras estarán mis cosas” son las principales barreras que hacen que no alquilemos un trastero para ganar más espacio en casa

Hay varias razones o barreras por las que las personas que realmente necesitan un trastero no se deciden finalmente a alquilarlo. Y es que, por mucho que nos haga falta espacio extra en casa o en la oficina, hay varios motivos que nos echan para atrás. Hemos pensado que poca gente nos podrá responder a esto de forma tan fidedigna como un profesional. En este caso le hemos preguntado a Juanma Ruiz Narváez, store manager de Trasteros Plus de la Avenida de los Guindos 17 en Málaga, para que nos cuente las cinco principales barreras por los que una persona o familia no se decide a alquilar un trastero.

Cinco barreras para alquilar un trastero

1. Lejos de casa

La primera de las barreras por la que la gente no se anima a alquilar un trastero es, según la experiencia de Juanma, que no hay ningún trastero cerca de su vivienda y el más cercano tienen que ir en coche. Hay quien necesita visitar el trastero muy habitualmente porque guarda en él su bicicleta, esquís o diferente material deportivo de uso frecuente. Esta es una de las barreras más habituales: muchos centros de trasteros no disponen de parking en su instalación y el cliente tiene que aparcar para dejar y coger sus cosas lejos de la entrada o en doble fila, con el consiguiente riesgo de multa por parte de la policía local.

2. Inseguridad

Juanma nos comenta que otra razón que motiva a no alquilar un trastero es la sensación de inseguridad a la hora de dejar las cosas en un establecimiento distinto a su domicilio habitual. Esto sucede porque hay muchos centros de trasteros que no tienen alarma, vigilancia, cámaras de seguridad ni seguro en caso de cualquier siniestro. Además, cuando alquilas el trasero te dan una llave que no sabes si el anterior inquilino o el propietario del centro de trasteros puede haberle hecho una copia a la misma. Lo más importante al buscar un centro de trasteros es que cada inquilino le ponga a su trastero su propio candado y así evitas el riesgo de que alguien pueda tener la copia de la llave.

3. Concepto “cutre” de trastero

En este punto, Juanma nos explica que también influye mucho el estereotipo o concepto de trastero que la gente tenga. A la hora de pensar en un trastero, muchas personas se imaginan sus condiciones: humedades, plagas, limpieza, iluminación… Muchas instalaciones de trasteros comparten espacios con parking con coches y no tienen una limpieza diaria. También es una barrera a tener en cuenta que el espacio donde se encuentra el trastero tampoco tenga contratada una empresa de control de plagas. Te llevas una sorpresa cuando vas al trastero con poca frecuencia y te das cuenta que tus enseres están recubiertos con una capa de hollín debido a que comparten espacio con un parking de coches y motos.

Es importante alquilar tu trastero en un centro que no comparta espacio con coches ni motos y además tenga contratada una empresa homologada anti plagas. Todo esto supone un motivo añadido que evita que nos interese alquilar un trastero.

Cinco barreras para alquilar un trastero

4. Alquilar un trastero es caro

Un argumento con el que Juanma se encuentra con frecuencia es que algunos usuarios piensan que disponer de un espacio extra es más caro que otras soluciones. Sin embargo, realmente no es así, ya que se deben tener en cuenta que con el alquiler de un trastero se ahorran gastos adicionales, como luz, alarma, IBI, impuesto de basura, VADO del parking, agua…

5. Permanencia

Por último y no menos importante Juanma nos cuenta que algunos potenciales clientes tienen la creencia de que están obligados a comprometerse durante más meses de los que realmente necesitan. Es importante elegir alquilar un trastero donde el cliente pueda tener la flexibilidad de marcharse cuando ya no necesite su trastero tan solo preavisando con 15 días.