Diario Sur

El negocio del mueble se rearma tras siete años de caída libre

El negocio del mueble se rearma tras siete años de caída libre
  • Las ventas suben y frenan la sangría de cierres. En Málaga, donde alguna que otra firma ha cambiado de manos, ya abren nuevas empresas y hasta Merkamueble planea su retorno

EL sector del mueble ha vuelto a coger con fuerza las herramientas para rearmarse después de una larga travesía del desierto que desmontó buena parte de su actividad. Los últimos datos son esperanzadores y revelan una recuperación, aunque todavía leve teniendo en cuenta la sangría de cierres y despidos que ha supuesto la crisis.

En 2015, la venta minorista subió por fin después de siete años de caídas, situándose en 2.450 millones de euros, un 5,4% más que el ejercicio anterior, según el observatorios sectorial de DBK, donde explican este cambio de tendencia por el «crecimiento del consumo de los hogares, la reactivación de la actividad inmobiliaria y el dinamismo de la inversión empresarial, en un contexto de aumento del empleo y menores dificultades de acceso a financiación». La previsión es que el crecimiento continúe este año y el que viene hasta superar los 2.700 millones.

Así lo esperan los cerca de 27.000 negocios que se dedican a la venta al por menor de muebles en España, un ramo que solo en Málaga se estima que da trabajo directo a cerca de un millar de personas, según la Asociación de Carpintería, Ebanistería, Bricolaje y Almacenes de Madera. DBK habla de un sector con un «alto grado de atomización», en el que el 85% de los establecimientos son independientes o pertenecen a pequeñas cadenas. Las cinco primeras firmas nacionales suponen el 52% del valor total del mercado. Las compañías asentadas en la provincia también hablan de un respiro en las ventas en los últimos tiempos. José Luis Robles, director comercial de Muebles La Fábrica en Málaga, lo cifra en torno a un 30% acumulado en un año. «Desde junio del año pasado llevamos un incremento importante. No son cifras históricas ni las mejores del mercado, pero sí hay una evolución muy positiva, y mes a mes además», afirma.

«También han cerrado muchas tiendas. La demanda se reparte ente menos y eso se nota», añade el responsable de la tienda de esta cadena, que hace unos años se trasladó desde la Carretera de Cádiz al centro comercial del Carrefour Alameda. Aunque no hay datos precisos, en el sector calculan que las ventas del mueble en Málaga y Andalucía cayeron más de un 75% durante los peores años de la crisis.

En la provincia, el cierre más sonado fue el de Merkamueble. Su histórico establecimiento de la avenida Santa Rosa de Lima (antes Muebles Sánchez) echó la persiana en 2014, acuciado por el 'tsunami' que azotó todo el sector y por la millonaria deuda del grupo propietario, con sede en Sevilla. Pero no ha sido el único caso. Sumobel, la firma fundada por los hermanos Cruz Guerrero hace casi cuatro décadas y que llegó a contar con ocho establecimientos, también afrontó el cierre de la mayoría de sus locales y un cambio en su modelo de negocio.

En 2013 se creó la figura del concesionario Sumobel como formato de gestión comercial. Ahora, tanto la marca como su tienda del polígono El Viso son explotados en régimen de concesión por otra compañía del ramo. La curva descendente del negocio prácticamente coincidió en Málaga con el desembarco de Ikea. El gigante nórdico del mueble siempre ha podido sacar pecho de sus cifras, mientras otras cadenas languidecían. Aunque no ofrecen resultados por provincias, hace unos días Ikea anunciaba que sus ventas en el conjunto de Andalucía alcanzaban los 245,2 millones de euros en el último año fiscal, un 12,3% más que en el periodo anterior. El mercado del sur (que, además de Málaga, incluye a Sevilla y Jerez) es, por segundo año consecutivo, el que más crece para Ikea en España, por delante de Madrid, Cataluña, Levante, la zona central (Zaragoza y Valladolid) y zona noroeste (Asturias y Coruña).

Para José Luis Robles, de Muebles La Fábrica, Ikea sin embargo nunca ha supuesto una gran competencia para la tienda de mueble tradicional, porque su público es otro. «Sigue habiendo clientes para el mueble de calidad. Málaga es muy grande y hay público para todo, desde el nivel medio o medio-alto a aquel que busca algo más económico y que se va a Ikea u otros establecimientos del estilo», afirma Robles, que destaca que en estos años todo el sector en general ha revisado a la baja los precios, ha hecho ajustes y ha buscado «productos sustitutivos». Las empresas también han agudizado el ingenio y han lanzado al mercado campañas de descuentos y ofertas muy agresivas para captar clientes. Hasta diciembre, Sumobel publicita hasta un 50% de descuento en el mueble juvenil. Muebles La Fábrica recuperó este año un Plan Renove, que ofrece hasta 300 euros de descuento por el mobiliario antiguo.

¿Vuelve Merkamueble?

Al abrigo de los vientos favorables, han surgido en Málaga nuevos proyectos que quieren aprovechar este incremento de las ventas del mueble y la decoración. Global LM, la compañía heredera del fundador de Merkamueble, ha anunciado que tiene intención de volver a abrir en la capital de la Costa del Sol. Su director, Antonio León, no da muchas pistas, pero señala que podría ser o bien un local propio o bien una franquicia «que cumpla con las condiciones y el perfil de seriedad que exigimos». En caso de que fuera franquicia, la apertura podría ser en 2017.

Hay que recordar que la marca Merkamueble está actualmente partida en dos y, tras un lío judicial, puede ser usada también hasta 2022 por Merkamueble Europa, la antigua filial que agrupaba 80 franquicias de las que quedan 43. Merkamueble Europa, presidida por José Antonio Casanova, también anunciaba este año otro ambicioso plan de expansión.

Entre las firmas que ya han elegido Málaga para abrir está la italiana Chateau D'ax, especializada en mobiliario moderno y de calidad y que abrirá en el parque comercial Bahía Azul. También en Bahía Azul abrió el año pasado la francesa Maisons du Monde La nacional Muebles Siroco (en calle Ayala); y Aalto, de capital malagueño y que vende sus muebles de lujo en Marbella, son otros de los nuevos actores del negocio.

Temas