Diario Sur

¿Ahorramos bien en España a largo plazo?

¿Ahorramos bien en España a largo plazo?
  • Los expertos analizan los errores más frecuentes que cometen los ahorradores

En un mundo tan incierto como es el del ahorro y la inversión, los expertos tienen una cosa muy clara: en España ahorramos mal a largo plazo. Y eso que el 97% de los españoles son conscientes de la necesidad de ahorrar para el futuro, preocupados por la sostenibilidad del sistema de pensiones. Pero no todos dan el paso siguiente y decisivo, el de dar respuesta a esa necesidad. Solo el 62,2% asegura que ya está ahorrando. Son datos de la última encuesta del Observatorio del ahorro a largo plazo, en el que participan las gestoras de fondos BBVA AM, JP Morgan AM, M&G, Mirabaud AM y Schroders.

Primer error: no destinar al ahorro una parte del presupuesto familiar. «El ahorro no debe ser lo que nos sobra al final de cada mes», apunta Raimundo Martín, director general de Mirabaud AM. «Debe estar integrado en el presupuesto familiar», subraya. En este sentido, Gonzalo Meseguer, director de BBVA AM, explica que «hace 25 años prácticamente nadie tenía un teléfono móvil. Sin embargo, ahora nadie pestañea por tener que pagar cada mes por ello, es un gasto que hemos incorporado con toda naturalidad. «¿Por qué no hacemos lo mismo con el ahorro?» se pregunta Meseguer. El español es muy disciplinado cuando tiene un objetivo claro, «como el pago de la hipoteca», pero en materia de inversión todavía no lo hace.

«Somos conscientes de que la situación es la que es, pero hay que hacer un esfuerzo y reducir otras partidas del presupuesto familiar», insiste Javier Dorado, director general de JP Morgan AM.

Según el estudio, sólo el 54,8% de los españoles puede destinar hasta un 10% del presupuesto familiar al ahorro. Ese porcentaje se eleva al 62% cuando hablamos de los ahorradores de entre 45 y 54 años. Un dato preocupante, en opinión de Dorado. «Debemos aspirar a ser como en Estados Unidos, donde se empieza a pensar y a actuar para la jubilación desde los 20 años», añade. ¿Es esa la edad ideal para empezar a ahorrar? «Hay que empezar cuanto antes, desde que uno se pone a trabajar» responde Raimundo Martín. Cuanto más se pueda estirar el horizonte de inversión, mucho mejor. «Para pensar en la jubilación, mejor 40 años que los últimos», indica.

Falta disciplina

Segundo error: no aplicar de manera disciplinada una estrategia adecuada para su perfil de riesgo y rentabilidad. «El ahorrador se deja llevar por el ruido del mercado», lamenta Alicia García Santos, associate director de M&G. «Lo importante no es el valor de su ahorro mañana o pasado, sino cuando se jubile». Cambiar de golpe la mentalidad del ahorrador español es difícil, reconoce García Santos, pero recuerda que una cartera de inversión no es algo estático. Al igual que uno retoca un traje, debe ir perfilando el riesgo que acepte.

Y es un proceso que no hace falta que lo haga solo. Para eso está la figura del asesor financiero. Pero la búsqueda de un asesor profesional no es la opción preferida para el 77,6% de los encuestados. Otro error. «Al igual que cuando uno va al médico le evalúa sus síntomas y prescribe una solución adecuada, se puede acudir a un asesor para que le ayude a componer un plan acorde a sus necesidades», apunta Carla Bergareche, directora general de Schroders. «Creo que la figura del asesor no se valora lo suficiente, pero en la situación actual de los mercados es más necesaria que nunca. En los tiempos que corren no queda más remedio que asumir el control de nuestro destino», explica Bergareche.

Más errores. Sergio Miguez, director de relaciones institucionales de EFPA España, afirma que seguimos afrontando la inversión con un sesgo muy local. El 51% de los encuestados asegura que sólo invierte en el mercado español. Y un 49% sigue confiando en los depósitos bancarios como instrumento para canalizar el ahorro, a pesar de que su rentabilidad es prácticamente inexistente. «Hay que apostar por diferentes activos y en distintos mercados», aconseja Javier Dorado, director general de JP Morgan AM.

Y hay que darse prisa, porque como recuerda Ángel Martínez-Aldama, presidente de la asociación Inverco, «los recursos de los que disponen las pensiones públicas son cada vez más limitados por el mero hecho de que la pirámide de la población se está invirtiendo». «El sistema de pensiones no va a seguir funcionando como lo ha hecho esta ahora», remata García Santos.

Temas