Diario Sur

Martínez-Echevarría asesora a empresas malagueñas en su acceso a la Bolsa

De izquierda a derecha, Francisco Gallardo, Antonio Romero-Haupold, Carlos Conde y José Carlos Lagares.
De izquierda a derecha, Francisco Gallardo, Antonio Romero-Haupold, Carlos Conde y José Carlos Lagares. / SUR

Martínez-Echevarría Abogados organizó días pasados el Foro AEMAB 2016. MAB: Financiación y Profesionalización para Pymes con el objetivo de dar a conocer y fomentar entre la pequeña y mediana empresa la inversión en el mercado alternativo bursátil (MAB) para ser más competitivas.

El encuentro fue inaugurado por el concejal de Economía y Hacienda y portavoz municipal, Carlos Conde, y el presidente de la Asociación de Empresas del Mercado Alternativo Bursátil, Antonio Romero-Haupold, y contó con la participación de ponentes de una sólida trayectoria que desgranaron las claves de cómo y cuándo invertir en el MAB y cómo crear las Socimi (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria), entre otras modalidades societarias.

En la jornada, a la que acudieron un centenar de empresas, los asistentes pudieron conocer nuevas posibilidades para consolidar su proyecto empresarial o bien ampliar sus horizontes mediante un plan de inversiones en el Mercado Bursátil Alternativo, una opción que ha ido ganando cada vez más peso en el tejido empresarial para lograr una mayor cuota de mercado. En esta línea, los expertos señalaron estrategias dirigidas a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con una regulación a medida, diseñada exprofeso para ellas, con unos costes adaptados a sus características.

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) facilita a las empresas un acceso sencillo y eficiente al mercado de valores. Es una plataforma diseñada para que las pequeñas empresas con proyectos de expansión puedan beneficiarse de las ventajas del mercado: financiación, visibilidad, liquidez y valoración, entre otras. Además, los costes y la regulación del MAB están adaptados a particulares características de estas empresas. Para muchas compañías que alcanzan la dimensión adecuada, el MAB también puede ser una interesante plataforma de aprendizaje para su posterior cotización en la Bolsa.