Celebrada la vista para decidir si embargan 51 millones a los dueños de Isofotón

  • Los administradores creen que el juzgado debe asegurarse de retener como mínimo esa cantidad por si los propietarios acaban siendo condenados a resarcir a los acreedores con sus propios bienes

Ayer se celebró la vista para decidir si se imponen medidas cautelares contra los propietarios de Isofotón por la posibilidad de que sean declarados culpables de la quiebra. Quienes solicitan esta medida son los administradores concursales, designados por la jueza del mercantil número 2 para ordenar las deudas y supervisar la gestión de la compañía. Nada menos que 50,8 millones quieren embargar a los cuatro miembros del antiguo consejo de administración de Isofotón: Ángel Luis y Diego Serrano, Carlos Zambudio y Lee Jae Hwan. Tras escuchar a las partes, la jueza dictará una resolución en próximas fechas.

La vista debería haberse celebrado el pasado mes de mayo, pero fue suspendida porque no se notificó a tiempo a alguno de los consejeros de Isofotón. Ayer los administradores concursales se ratificaron en las medidas que habían solicitado, renunciando al interrogatorio de los consejeros, cuyos representantes legales formularon su oposición a dicha petición.

¿Por qué los administradores piden un embargo tan cuantioso? Los 50,8 millones son la diferencia que, según el informe de la administración concursal, existe entre los activos y las deudas de Isofotón (sin contar los créditos contingentes). Los administradores creen que el juzgado debe asegurarse de retener como mínimo esa cantidad por si los dueños de Isofotón acaban siendo condenados a resarcir a los acreedores con sus propios bienes. Y con esta petición dan pistas de que pedirán la calificación culpable del concurso una vez concluya la liquidación de la compañía. El plan de liquidación, por cierto, está pendiente de aprobarse.