EL DULCE MOMENTO DE LOS MERCADOS

RAFAEL RUBIO ANALISTA DE MERCADOS

Se inicia el último mes de un ejercicio que se prometía extremadamente difícil para ahorradores/inversores en un ambiente que sólo puede calificarse de dulce para los mercados. Las expectativas más negativas de principios de año se han ido diluyendo y han dado paso a una calma y tranquilidad de las que los ahorradores han salido beneficiados.

Con unos buenos resultados empresariales, una inflación controlada y unos tipos de interés incrementándose de manera muy lenta, sólo los riesgos geopolíticos enturbian en estos momentos el futuro. La crisis entre Corea del Norte y Estados Unidos nos mantiene a todos más preocupados por el descontrol del que hacen gala los dirigentes de ambos países que por el riesgo en sí de un conflicto. En España, las elecciones del 21 de diciembre son una incógnita que sólo se desvelará semanas después de su celebración.

En tal escenario es bien comprensible que los gestores estén recomendando a sus clientes seguir apostando por la renta variable, aunque manteniendo una cierta cautela con los valores españoles y con algunos sectores de la Bolsa de Estados Unidos, que en niveles récords exigen una cierta prudencia a cualquier inversor. En cualquier caso, estará bien recordar que los momentos dulces suelen ser breves en el tiempo porque tienden a recalentar los mercados o llevarlos a gélidas posiciones, con el riesgo que ello comporta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos