Draghi rechaza que la política monetaria del BCE dañe la rentabilidad de los bancos

R. C. MADRID.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, defendió ayer la política monetaria de bajos tipos de interés (actualmente se encuentran en el cero) que realiza el organismo. De hecho, en su intervención en un congreso en Fráncfort ante directivos de entidades financieras rechazó que esta medida esté «causando daño» a la rentabilidad de la banca. En concreto, negó que exista «evidencia» sobre este impacto negativo en los resultados de las compañías financieras. «El ingreso neto por interés se ha mantenido bastante estable en los pasados dos años», señaló Draghi en referencia a las cuentas de resultados de los bancos europeos.

De esta forma, el responsable del BCE respondió a las voces que desde el sector bancario le piden que siga la senda de la Reserva Federal estadounidense y suba los tipos. Entre esos críticos se encuentra la poderosa banca alemana, que considera que la prolongación de esta política monetaria perjudica la rentabilidad de los créditos.

En este sentido, Draghi explicó que si en el futuro se produjese ese escenario de pérdida de los ingresos por intereses, ese perjuicio sería compensado «ampliamente» por los efectos positivos de los estímulos monetarios en otros indicadores claves para la rentabilidad como la calidad de los préstamos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos