Draghi proclamará hoy la progresiva retirada de los estímulos

El BCE decidirá cuál será el volumen mensual de las compras a partir de enero de 2018, si bajará de 60.000 a 40.000 millones o incluso menos

ADOLFO LORENTE

bruselas. Vuelven las semanas fantásticas de Mario Draghi. 'Tapering', quédense con este anglicismo porque lo escucharán y mucho. Hoy, salvo sorpresa que nadie espera, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) comparecerá tras la celebración del Consejo de Gobierno de la entidad para explicar las nuevas medidas de eso llamado 'tapering', que no es otra cosa que la retirada gradual de los estímulos que han condicionado la economía de la Eurozona durante los últimos tres años. Hoy, Draghi anunciará las medidas que entrarán en vigor a partir de enero de 2018, cuando expire el programa de compra masiva de deuda, sobre todo pública, denominado 'Quantitative Easing' (QE).

Ahora, el BCE está comprando una media de 60.000 millones de euros cada mes, sobre todo deuda soberana, aunque también de corporaciones no financieras. También productos como cédulas hipotecarias. La intervención ha sido tal que el balance del Eurobanco se aproxima a los 4,5 billones, el doble que en marzo de 2015, cuando comenzó el programa de compra. Este volumen supone el 45% del PIB de la Eurozona.

¿Qué va a hacer Super Mario? ¿Qué conejo se sacará esta vez de la chistera? Hay varias opciones encima de la mesa y todas con posibilidades de salir adelante. Bajar, va a bajar el volumen mensual de compra de activos, la duda es saber a cuánto y durante cuánto tiempo. Cuanto más bajen, más se extenderá el QE en el tiempo. La clave es saber la inyección final. Si por ejemplo son 240.000 millones, se puede hacer durante seis meses a razón de 40.000 millones el mes o, por contra, prolongarlo durante un año pero bajando esta cantidad mensual hasta los 20.000 millones.

La esperada comparecencia comenzará a las 14.30 horas. Draghi se encargará del relato y emitirá las señales que todos los mercados llevan meses esperando. ¿Hasta cuándo los estímulos? Y, sobre todo, ¿para cuándo la subida de los tipos de interés? Estos siguen en el histórico 0%, mientras que la facilidad de depósito se sitúa en el -0,4%, es decir, que los bancos pagan por aparcar su dinero en el BCE.

Hasta la fecha, el sanedrín de la institución siempre ha repetido una coletilla a la que esta vez habrá que estar muy atento. Dice así: «El Consejo espera que los tipos de interés se mantengan en los niveles actuales durante un período prolongado que superará el horizonte de sus compras netas de activos». Es decir, que aún queda cuerda para rato.

Fotos

Vídeos