Detenido en España el «cerebro» de ciberrobos a bancos de más de 1.000 millones de dólares

L. PALACIOS

madrid. Robó a bancos de todo el mundo más de 1.000 millones de dólares en menos de un año. Y sin ensuciarse las manos. Lo hizo de manera remota, desde España, gracias a sus dotes como 'hacker'. El delincuente es Denis K, un ucraniano considerado por los investigadores que le seguían la pista desde hace tres años como un «genio de la informática».

Pero el pasado 6 de marzo agentes de la Policía Nacional -en colaboración con la Europol y la Fiscalía Especializada de Criminalidad Informática- lograron detenerle en Alicante, donde había fijado su residencia y desde donde realizó centenares de ciberatracos a entidades bancarias de todo el planeta mediante sofisticados ataques informáticos.

No operaba solo, sino que es considerado el «cerebro» de un grupo de cibercriminales creado a finales de 2013 y formado por otros tres miembros -de nacionalidades rusa y ucraniana- con los que había contactado a través de foros en internet. Su 'modus operandi' era sencillo pero extremadamente complejo: desarrollaban virus informáticos que se infectaban en los sistemas de entidades bancarias, principalmente rusas, pero también de Bielorrusia, Azerbaiyán, Kazajistán, Ucrania y Taiwan. De esta manera, tomaban el control de los sistemas informáticos y podían vaciar los cajeros de forma remota, modificar cuentas destinatarias en transferencias de alto valor o alterar saldos de cuentas controladas por ellos.

En el caso de España, la organización criminal atacó durante el primer trimestre de 2017 cajeros situados en el centro de Madrid realizando extracciones fraudulentas por un valor de medio millón de euros. Los beneficios obtenidos con cada ataque, que superaban el millón y medio de dólares de media, eran convertidos inmediatamente en criptomonedas con el fin de facilitar su movimiento en una red internacional de blanqueo de capitales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos