'Big data', cajeros automáticos, las herramientas de la venta 'on line'

A. E. MADRID.

Vender por internet no es una opción, es una necesidad ineludible. Pero las empresas tienen que acertar en su estrategia. Inditex realiza un análisis diario de cuántas personas entran en la web, qué están buscando -mediante un mapa de palabras clave que se actualiza constantemente-, qué búsquedas no encuentran resultado -para crear categorías nuevas que den satisfacción a esos clientes-. El momento en que más visitas reciben es el lunes por la mañana, cuando crece un 15% respecto a la media. El 'big data' es una herramienta imprescindible para Inditex, que le sirve para estudiar cada comportamiento -de forma anónima- y detectar barreras -si tarda más de siete minutos en ejecutar la compra algo falla- y tendencias.

«Nadie consigue adaptarse a las tendencias tan rápidamente como Inditex», destaca Virginia Pérez, directora de renta variable de Tressis. Es la única empresa capaz de poner en la tienda productos nuevos en sólo tres semanas desde que identifica la tendencia, elabora los patrones, fabrica las prendas y las transporta a las tiendas o a los almacenes que surten los pedidos 'on line'.

La logística es otra de las claves de su eficiencia. Enormes almacenes donde la automatización cada vez es mayor: ahora está probando estanterías que se mueven solas hacia donde está el trabajador. El proceso se cierra con los cajeros automáticos cuyo proyecto piloto se desarrolla en una tienda de Marineda (Galicia) y Standford (Reino Unido), en los que el cliente recoge su compra 'on line' con un código, al estilo de los ya instalados por Amazon en centros comerciales o Correos en gasolineras. La última innovación que pondrá en marcha es la realidad aumentada a mediados de abril. Durante quince días en las principales tiendas, un código QR permitirá ver en el móvil a una modelo con las últimas tendencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos