Clamor en la calle por las pensiones dignas

Concentración multitudinaria de pensionistas rodeando el Congreso . :: efe/
Concentración multitudinaria de pensionistas rodeando el Congreso . :: efe

Decenas de miles de jubilados se movilizan en 30 ciudades para exigir el aumento de las prestacionesLos 'yayoflautas' protagonizan su protesta más audaz al conseguir rodear el Congreso y desbordar todas las previsiones de la Policía

M. SÁIZ-PARDO / J. M. CAMARERO MADRID.

Decenas de miles de jubilados tomaron ayer las calles y plazas de toda España para exigir el fin de las «pensiones miserias» y exigir que las prestaciones se revaloricen por encima del 0,25% anual -el mínimo legal- acordado por el Gobierno durante los cuatro últimos años. Las protestas de los pensionistas recorrieron numerosas calles y plazas, con un epicentro frente al Congreso de los Diputados, rodeado literalmente por centenares de personas.

La respuesta de los conocidos como 'yayoflautas' fue mucho mayor de lo esperado por los convocantes de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones. En ciudades como Bilbao, Barcelona, Valencia, A Coruña, Zaragoza, Valladolid o Pamplona se desbordaron las previsiones con muchedumbres en las calles.

Pero, sin duda, la sorpresa mayúscula de la jornada estuvo en Madrid. Los jubilados no solo mostraron su músculo como en la otra treintena de localidades en las que hubo protesta, sino también capacidad de sorprender al mismísimo Ministerio del Interior. Miles de jubilados rodearon desde antes de las once de la mañana el Palacio de las Cortes para reclamar «pensiones dignas». La convocatoria, a través de redes sociales y respaldada por los sindicatos mayoritarios no era ni mucho menos secreta, pero cogió totalmente desprevenidas a las fuerzas de seguridad, que, sin vallas antimanifestantes y sin material antidisturbios, se vieron totalmente desbordadas e incapaces de evitar que la 'marea pensionista' consiguiera lo que no logró ni el movimiento 15-M en sus días de mayor auge en 2011: rodear físicamente el Congreso y 'sitiar' el hemiciclo, hasta el punto de impedir la entrada y salida de los diputados.

Los manifestantes en Madrid lograron cortar la carrera de San Jerónimo, dejando atrapados a varios vehículos, entre ellos un autobús, y acceder a los aledaños escalinatas de los leones del Congreso, tras desbordar el débil cordón policial.

Los funcionarios tuvieron que pedir refuerzos a las Unidades de Intención de la Policía (UIP, antidisturbios), aunque, dada la gran ocupación de la zona y la edad y actitud pacífica de los convocantes, Interior decidió no proceder al desalojo de la Plaza de las Cortes y dejar que los pensionistas celebraran la inesperada 'toma' pacífica del Congreso.

La llegada de los refuerzos policiales fue recibida por los congregados con gritos de «somos pensionistas, no terroristas». Los carteles de «pensiones dignas, ya», se entremezclaron con consignas 'indignadas' del 15-M como «el pueblo unido, jamás será vencido» o «Rajoy y Cospedal, a Soto del Real» o «somos mayores pero no sumisos». Algunos diputados como Íñigo Errejón o Alberto Garzón (Podemos) salieron del hemiciclo para unirse a la protesta y Rafael Simancas (PSOE) habló con los manifestantes.

La manifestación, que se disolvió de forma pacífica, puso de manifiesto el poder de convocatoria de un colectivo, el de los jubilados, hasta ahora ajeno a los movimientos en la calle. Los pensionistas rechazan que sus prestaciones apenas se incrementen un 0,25% cada año, lo que supone, de media, una subida de dos euros. Y consideran que desde que se aplica esta medida, han perdido buena parte de su poder adquisitivo si se tiene en cuenta la evolución de la inflación. Precisamente en ese dato se escuda el Gobierno para aclarar que, según sus cálculos, las pensiones habrían perdido una décima de poder adquisitivo en los cuatro últimos años, al tomar como referencia la evolución media de los precios de cada ejercicio, con algunos años en negativo.

Las protestas también anticipan los recortes que sufrirán las nuevas pensiones a partir de 2019, con la aplicación del factor de sostenibilidad. Aunque desde el Ejecutivo recuerdan que la pensión media se situó en enero en los 1.074 euros al mes, un 1,9% por encima de 2016.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos