Cautela en Madrid, Bruselas y Rabat tras la sentencia sobre el pacto pesquero

EFE

madrid. El Gobierno, las autonomías, la Comisión Europea (CE) y las autoridades de Rabat reaccionaron ayer con cautela a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre el acuerdo de pesca con Marruecos, que suscita incertidumbre y preocupación en la flota afectada. El Tribunal de la UE, con sede en Luxemburgo, ha validado el convenio pesquero y ha considerado que no es aplicable al Sáhara Occidental ni a sus aguas adyacentes, lo que supone que los buques comunitarios no deberían faenar en esa zona en el marco del pacto.

Los jueces comunitarios no han seguido las conclusiones del abogado general de la UE Melchior Wathelet, que en enero recomendó declarar inválido el convenio, lo que levantó temores sobre la sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos