Los carburantes tocan máximos en más de dos años en vísperas de las Navidades

D. VALERA

madrid. En vísperas de las fiestas navideñas, unas fechas en las que la Dirección General de Tráfico (DGT) espera 17 millones de desplazamientos por carretera, los carburantes vuelven a encarecerse. De hecho, el precio del litro de gasóleo se situó esta semana en los 1,137 euros, lo que supone el nivel más alto en más de dos años (desde julio de 2015), según el Boletín Petrolero de la UE. Con este alza el combustible utilizado por el 60% de lo vehículos españoles se ha elevado un 0,35% en los últimos siete días.

Esta subida de precios pone fin al descenso que el diésel protagonizó la semana pasada. Un abaratamiento puntual si se analiza el largo plazo. Y es que el precio del litro de gasóleo es un 2,9% más caro que hace un año. Sin embargo, a pesar de este repunte el diésel en España se encuentra todavía por debajo de la media de la UE (1,249 euros).

Por su parte, el litro de gasolina también sufrió esta semana un pequeño incremento del 0,08% hasta situarse en los 1,235 euros. Este encarecimiento implica que los precios de este carburante son un 1,64% más altos que en el mismo periodo del año pasado. En cualquier caso, y al igual que en diésel, el precio del litro de la gasolina sigue por debajo de la media comunitaria (1,363 euros).

Este alza de los carburantes podría extenderse las próximas semanas. Los precedentes no son halagüeños, ya que en las Navidades de 2016 los combustibles se encarecieron un 2%. La causa de la subida está en el precio del petróleo. El barril de crudo ha pasado de los 35 dólares el año pasado a cerrar ayer cerca de los 65 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos