A caballo entre Pekín y Canberra

En el sueño de edificar una gran asociación de intercambio económico para el sudeste asiático, Pekín y Canberra están siendo los dos principales impulsores. En el caso de China, el interés por abrir mercados es obvio. Para Australia, el proyecto viene a ser la traslación de su plan para crear «una comunidad de Asia y el Pacífico». Con más de 5.700 millones de dólares anuales, la antigua colonia británica es ya uno de los principales inversores en el club de los llamados 'dragones asiáticos', la ASEAN que integran una decena de países como Indonesia, Malasia, Singapur y Vietnam, entre otros. Los gobernantes chinos y australianos ya acordaron a principios de año impulsar acuerdos comerciales tras el abandono del transpacífico (TPP) por EE UU.

Fotos

Vídeos