Los británicos despejan el miedo al 'Brexit' y duplican la compra de viviendas en la Costa

Firmas como Taylor Wimpey comienzan a registrar un aumento en sus ventas tras la bajada por el 'Brexit'. :: sur/
Firmas como Taylor Wimpey comienzan a registrar un aumento en sus ventas tras la bajada por el 'Brexit'. :: sur

Taylor Wimpey registra un aumento de las ventas, que remontan tras la caída del año pasado

A. GÓMEZ MÁLAGA.

España sigue siendo el destino preferido de los británicos para adquirir una segunda vivienda, como quedó demostrado en Inmonext, la jornada organizada por Idealista y el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA). También un informe de la promotora Taylor Wimpey destaca un incremento del cien por cien en las reservas de viviendas hasta mayo de 2018 en relación con el mismo período del año pasado. En nuestro país hay unos 300.000 británicos que siguen siendo los principales compradores extranjeros de viviendas al representar un 15 por ciento del total. El efecto del 'Brexit', como se conoce a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, provocó una reducción de las ventas en 2017, pero el temor «está desapareciendo», según explica la promotora.

La caída de la libra ha generado que la vivienda en España se haya encarecido para los británicos. La posición de firmas como Taylor Wimpey, que comercializan casas que ya tienen licencia de obra concedida e incluso obras iniciadas en la mayoría de los casos, además de actuar con fondos propios, supone «una garantía extraordinaria» en medio de la incertidumbre generalizada, como detalla el director de Ventas y Marketing de la promotora en España, Marc Pritchard. Taylor Wimpey tiene siete promociones activas en la Costa del Sol, cinco en primera línea de golf y otras dos en zonas de playa. Los británicos siguen encabezando la nacionalidad de extranjeros que más casas deciden comprar en España, representando el 15,01 por ciento de las transacciones realizadas por los foráneos, porcentaje que disminuyó debido al 'Brexit'. A la demanda extranjera, le siguen franceses (8,64 por ciento), alemanes (7,77 por ciento), belgas (6,39 por ciento) y suecos (6,38 por ciento).

El sector inmobiliario mantiene su tendencia alcista en medio de la preocupación generalizada por las posibles consecuencias del aumento de los precios. El último informe de mercados locales de la sociedad de tasación Tinsa revelaba a comienzos de año que el coste medio de la vivienda terminada (nueva y usada) en la provincia de Málaga alcanzó 1.456 euros por metro cuadrado en 2017, un 3,9 por ciento más que el ejercicio anterior, cifra que aumenta hasta el 4,5 por ciento en el caso de Málaga capital, con un precio medio por metro cuadrado de 1.414 euros. El coste de la vivienda en la provincia supera la media andaluza por 301 euros y la media nacional por 192 euros. De forma paralela, el tiempo medio de venta de una vivienda desciende hasta 7,6 meses.

Los británicos representan el 15% de los compradores extranjeros de viviendas La caída de la libra ha generado que la vivienda se haya encarecido para los británicos

El aumento de los precios del mercado inmobiliario en España ha provocado que agencias de calificación como Fitch alerten de una posible nueva burbuja que, hasta el momento, ha sido frenada por las restricciones introducidas en las políticas de financiación y por un menor ritmo de construcción. La velocidad de crecimiento de los precios del mercado inmobiliario, sin embargo, supera los ajustes salariales, un escenario que complica el acceso a la vivienda a buena parte de la población. El Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU) ya alertaba en su último informe de que la reactivación del sector en Málaga amenaza con dificultar bastante la posibilidad de compra a las familias. El OMAU, dependiente del Ayuntamiento, revela que en la capital hay «un porcentaje muy alto de empresas o personas inversoras en lugar de clientes habituales, que eran la tónica del negocio hasta 2008», de modo que en la actualidad «tienen una gran presencia» las empresas multinacionales y los fondos de inversión, que empezaron a aparecer en el mercado a finales de la década de los noventa. El Observatorio también advierte sobre los riesgos del aumento del mercado de alquileres turísticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos