Bonet: «Espero que el 21-D Cataluña se dé cuenta de que no hay que distraerse»

La presidenta editora de ABC, Catalina Luca de Tena, y el secretario general del consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Antón Ferre, entregan el galardón a José Luis Bonet. :: ernesto agudo/
La presidenta editora de ABC, Catalina Luca de Tena, y el secretario general del consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Antón Ferre, entregan el galardón a José Luis Bonet. :: ernesto agudo

«Hay que procurar que eso no pase», zanja el presidente de Freixenet sobre la posible victoria de los independentistas y la secesión

J. TAHIRI MADRID.

Tras la marea económica de la crisis, las exportaciones se han mantenido como uno de los pilares de la recuperación. Para conmemorar el trabajo de las empresas en el exterior y por su trabajo de internacionalización y trayectoria, la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, y el secretario general del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Anton Ferré, entregaron ayer al presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, el premio ABC Consorcio de la Zona Franca de Barcelona durante el Foro Vocento sobre Exportación. Tras la entrega, Bonet llamó a continuar con el tesón exportador. «La internacionalización es la adaptación de la globalización. Y tras la experiencia de la crisis las pymes han dicho que yo me internacionalizo sí o sí», señaló el empresario al recoger el galardón y felicitar a Vocento «por sus 15 años».

El favorable ritmo de avance en el exterior podría tener un escollo con el desafío independentista. Bonet, que hace meses alertó de que en caso de independencia unilateral propondría que Freixenet saliera de Cataluña, también reflexionó sobre el impacto económico del «procés». «Lo verdaderamente importante para el bienestar de la gente es hacer estructural el modelo de internacionalización. Eso es lo que debe concentrar nuestras energías y no unas extrañas ensoñaciones de tipo político que solo benefician a los que las plantean, muchas veces con engaños a la población que redunda en el malestar de la gente», sentenció. Sobre la posibilidad de que el independentismo vuelva a gobernar tras las elecciones del 21-D y la amenaza de secesión, Bonet apuntó que «hay que procurar que eso no ocurra». «Espero que dentro de dos días la población catalana en su conjunto se dé cuenta de que no hay que distraerse y que hay que ponerse a trabajar en lo que redunda en el bienestar de la sociedad», apostilló.

Acotar el impacto

Cataluña centró buena parte de la mesa redonda celebrada en el Foro Vocento sobre Exportación. Desde CEOE se acota el efecto del proceso independentista, aunque con matices. «Nosotros creemos que tendrá un efecto limitado a no ser que se produzca la cronificación del problema. Hace poco, en una reunión de una gran patronal europea, de las 40 organizaciones empresariales de todo el continente presentes, ninguna me preguntó sobre el tema catalán», sostuvo Bernardo Aguilera, director de Economía y Asuntos Europeos de la CEOE.

«Lo que tendría un impacto sería una hipotética independencia de Cataluña, eso sí tendría un gran efecto sobre el sector productivo catalán. En el sector turístico se está produciendo ya. Una empresa extranjera que quiera invertir en España en estos momentos no se mantiene al margen de este debate, por lo que el efecto más importante está en las inversiones», lamentó Alfredo Bonet, director de Internacional de la Cámara de Comercio, que recordó que las compañías necesitan «seguridad jurídica y estabilidad».

Pese al posible impacto sobre las ventas al exterior, como reconoció María Peña, directora General de Cooperación Institucional y Coordinación del ICEX, «la situación se va reconduciendo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos