Báñez señala que a finales de año se rozarán los 600.000 nuevos empleos

La ministra confirma lo apuntado en las últimas previsiones a Bruselas y lo achaca a una «recuperación sólida»

R. C.

madrid. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, señaló ayer que según sus estimaciones para final de año se rozarán los 600.000 nuevos empleos creados en 2017 -como ya se incluía en las últimas previsiones enviadas a Bruselas en octubre-, dado que «España está traduciendo el crecimiento en empleo». Y ello, apuntó, a pesar de que noviembre es históricamente un mes «menos bueno» en este sentido. Así lo explicó durante la clausura del Ciclo 'Andalucía en Femenino', organizado por ABC en Sevilla.

En su intervención, la ministra trató de destacar «la recuperación sólida y social» que, a su juicio, se está produciendo en España, con una subida del Producto Interior Bruto para este año del 3,1%, lo que supone encadenar tres ejercicios por encima del 3% y, además, no dejar de crecer desde 2014. Según ella, todo eso se está convirtiendo en empleo «en todos los sectores, grupos de edad y comunidades».

En cuanto a las brechas sociales que aún persisten, admitió que las mujeres todavía tenían una pensión entre un 30% y un 40% menor a la de los hombres por haberse dedicado al cuidado de los hijos. Para hacerle frente apuntó que se han tomado medidas como el complemento a la maternidad, que puede elevar aquella prestación hasta un 15% y del que, en dos años, se han beneficiado ya 300.000 mujeres.

Otra de las diferencias que hay que reducir es la salarial, aunque según los datos del INE en 2016 bajó 2,5 puntos e incluso, señaló, se situó «en mínimos históricos» por debajo de la media europea.

Báñez también hizo referencia a las propuestas del Gobierno en el marco del diálogo social para favorecer la estabilidad en el empleo, junto a la igualdad. En este sentido, analizarán tres modificaciones legislativas que permitirán «una mayor transparencia de las retribuciones» y actuaciones proactivas para la equiparación de sueldos.

En este sentido, apuntó la modificación del artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores para incorporar la obligación de ofrecer a los trabajadores información desagregada por género sobre la cuantía de las retribuciones. También señaló el cambio del artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores para favorecer en la mediana y gran empresa las auditorias salariales, así como la reforma del Real Decreto de 2010 sobre registro y depósito de convenios para la inscripción y planes de igualdad salarial de empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos