Unicaja Banco acumula un beneficio de 136 millones hasta septiembre

Una sucursal de Unicaja./SUR
Una sucursal de Unicaja. / SUR

Los inversores ratifican su confianza en el banco malagueño, que ayer lideraba con un 2,8% las subidas del sector financiero en Bolsa

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGAMálaga

Las expectativas de los inversores sobre Unicaja siguen al alza incluso con unos resultados hasta septiembre –136 millones de euros– un 30 por ciento inferiores en cómputo interanual. Las acciones del banco malagueño, séptima entidad del país y que el pasado junio protagonizó la mejor salida a Bolsa del año, registró ayer el mejor comportamiento entre sus competidores. La acción se revalorizó un 2,8 por ciento en una sesión en la que se negociaron 6,6 millones de títulos, el tercer volumen más alto de octubre. La entidad explica en un comunicado que sin el impacto de la reordenación de la actividad de seguros tanto en Unicaja Banco como en Banco Ceiss, a la que destinó en junio pasado 98 millones, los resultados del grupo habrían sido de 177 millones de euros. El banco destaca que los resultados logrados hasta septiembre «se aproximan» al total de beneficios del año 2016, que fue de 142 millones, después de proveer 130 millones al capítulo de cláusulas suelo, circunstancia que no se dará en el ejercicio actual. Unicaja Banco destaca sus «altos niveles de solvencia y el refuerzo de su base de capital», tras obtener con su salida a Bolsa 756 millones y recomprar al FROB los ‘cocos’ emitidos por EspañaDuero en 2013, con un desembolso 604 millones. La operación libera en el futuro a la entidad de la obligación de destinar unos 60 millones anuales a retribuir estos títulos, lo que permitirá más margen en su política de dividendos.

Los créditos dudosos se reducen y los solares copan la salida de activos adjudicados

Unicaja ofrece en su informe a la CNMVun buen balance de su gestión para aligerar el lastre de créditos dudosos –tres meses de impagos– y de la cartera de inmuebles adjudicados, activos improductivos provisionados respectivamente en un 50 y 63% de su valor. De enero a septiembre, el conjunto de activos no productivos se redujo en 839 millones, un 15%. Su salida es doblemente importante cara a la reducción de provisiones del balance y generación de recursos, además de rebajar la morosidad. Unicaja subraya que «se mantiene la tendencia de mejora en los precios de las ventas de este tipo de activos y, por tanto, la de mayor recuperación de provisiones sobre el precio de venta». El 59,4% son viviendas de obra nueva terminada y vivienda usada. Alcanzaban en septiembre los 781 millones (2.111 millones de valor bruto) y representan el 1,4% del activo total del grupo. Se han enajenado activos por 394 millones de euros un 15% del stock existente al inicio de ejercicio. Sólo a solares corresponde un valor bruto de 265 millones, entre ellos los 68 millones de los suelos enajenados en septiembre a la promotora Neinor en El Limonar para la construcción de 800 viviendas. Los activos dudosos, por su parte, se elevaban a 2.833 millones al cierre de septiembre, una caída anual de 375 millones y de 1.981 millones respecto a finales de 2014.

Hasta septiembre, el margen de intereses generó 432 millones a Unicaja Banco, un 6,1% menos en términos interanuales mientras que los ingresos por operaciones financieras se redujeron un 5%, pasando de 84 a 80 millones. El margen bruto de la entidad descendió un 7,6 %, hasta los 816 millones, pero la caída se amortiguó por los ingresos por comisiones (164 millones) un 5,4 por ciento más ligado al aumento de la actividad comercial. En el informe financiero presentado a la CNMV, se destaca que las nuevas operaciones de crédito, cuyo volumen crece sin embargo a menor ritmo que los vencimientos, aumentaron un 47% en empresas y un 23% en particulares . Los recursos a la vista de clientes crecieron un 11,7% y un 7,9% los fuera de balance (fondos de inversión, de pensiones y seguros de ahorro). Unicaja Banco refleja en su informe una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 5,6%. El objetivo planteado a los inversores en su salida a bolsa fue alcanzar en 2020 un ROE del 8 por ciento. La morosidad se redujo en un 0,8%, situándose en septiembre en el 9%. Su solvencia se vio reforzada con un 12, 5% en la ratio de capital CET-1, reflejo de las máximas exigencias del regulador.

Más

Fotos

Vídeos