Unicaja gana 57,4 millones en el primer trimestre, un 13% más, y alcanza un nuevo máximo en Bolsa

Sede de Unicaja en Málaga./SUR
Sede de Unicaja en Málaga. / SUR

Los inversores aprecian el aumento de márgenes y el esfuerzo por reducir los activos improductivos, que ha conducido a rebajar la tasa de morosidad al 8,4%

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Unicaja Banco alcanzó ayer un nuevo máximo en Bolsa tras publicar sus resultados del primer trimestre. Los inversores aplaudieron los números presentados por la entidad, en especial el aumento de márgenes, que ha llevado a alcanzar un beneficio neto de 57,4 millones, un 13,1% más que en el mismo periodo de 2017; y el esfuerzo por librarse de activos improductivos, que ha permitido reducir sus activos dudosos un 15,2% y situar la tasa de morosidad en un 8,4%. Las acciones de Unicaja subieron un 4,5% en la jornada de ayer, que se caracterizó por una bajada generalizada del sector bancario que arrastró al Ibex. Al cierre del mercado, los títulos de la institución presidida por Manuel Azuaga se compraban a 1,568 euros, batiendo así el récord alcanzado hace sólo una semana con motivo de su junta de accionistas. La subida acumulada es del 19,3% en lo que va de año y del 42,5% desde su salida a Bolsa.

Según destacan desde la entidad, en el primer trimestre los hitos más importantes han sido la mejora de los niveles de solvencia, la reducción de los activos no productivos, el incremento de los niveles de cobertura de los activos dudosos y adjudicados, el incremento de las nuevas operaciones de crédito y el mantenimiento de un alto nivel de liquidez.

Beneficios

Entrando a analizar la cuenta de resultados, desde la entidad destacan que el margen de intereses sube un 5,1% en relación con el mismo período del año 2017 y un 0,9% respecto al trimestre anterior. El margen bruto se sitúa en 250 millones de euros, lo que unido a una caída del 2,5% de los gastos de explotación da lugar a un resultado antes de saneamientos de 94 millones, en tanto que el beneficio atribuido asciende a 58 millones.

El agregado del margen de intereses y las comisiones se eleva a 205 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2018, lo que representa un incremento del 3,7% en relación al mismo período del ejercicio anterior y supone un 1,45% respecto a los activos totales medios. Se incrementan las operaciones generadoras de ingresos y se reducen los costes de financiación, posibilitando compensar el efecto que los bajos tipos de interés están teniendo sobre la rentabilidad media de las inversiones crediticias y de la cartera de deuda.

Por otra parte, la entidad logró 16 millones de euros de resultados por operaciones financieras. Como resultados de otros productos y cargas de explotación se contabilizan otros 17 millones. Además, los costes de explotación se rebajaron un 2,5% respecto al mismo trimestre de 2017.

Por otro lado, en el primer trimestre se destinaron a saneamientos y otros resultados 16 millones de euros, menos que en el primer trimestre de 2017. Cabe destacar que por segundo trimestre consecutivo se registraron recuperaciones netas de saneamientos del crédito, como consecuencia de los altos niveles de cobertura existentes y de la evolución recuperatoria de dudosos y fallidos.

Suelta lastre

La institución presidida por Manuel Azuaga destaca la «persistente y acelerada» reducción de los activos no productivos (dudosos más adjudicados inmobiliarios). En los últimos 12 meses, se ha soltado lastre por valor de 1.199 millones de euros (equivalente a una disminución del 21,6%), con disminuciones netas de 462 millones en los activos dudosos (-15,2%) y de 737 millones en los activos adjudicados (-29,3%). Los activos no productivos se redujeron en el año un 5,2% (237 millones de euros). Por su parte, el saldo de activos dudosos del Grupo Unicaja Banco al cierre del primer trimestre de 2018 se sitúa en 2.570 millones de euros. La evolución también ha sido positiva en el trimestre, reduciéndose los activos dudosos en 141 millones de euros, lo que ha supuesto una caída de la tasa de morosidad de 0,4 puntos porcentuales, hasta situarse en el 8,4%.

A la vez, el banco incrementa sus niveles de cobertura, que figuran entre los más altos del sector: la cobertura de sus activos no productivos se sitúa en un 59% al cierre de marzo de 2018; la de los riesgos dudosos, en el 54,9% y en el 64,4% la de los activos inmobiliarios adjudicados. Así, el saldo de activos no productivos, netos de provisiones, se sitúa en 1.789 millones de euros, lo que representa un 3,1% de los activos del grupo, con una disminución de 0,5 puntos respecto al cierre del ejercicio anterior.

Solvencia y liquidez

El Grupo Unicaja Banco presenta una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET1) del 15,4% y de capital total del 15,9%, que figuran entre las más elevadas del sector. Esto supone un incremento, en relación con el cierre de 2017, de 0,8 puntos porcentuales en las ratios de CET1 y de capital total. En términos de 'fully loaded' (una vez finalizado el período transitorio de aplicación de la normativa de solvencia), Unicaja Banco presenta una ratio CET1 del 13,5% y de capital total del 14,1%. Esto supone un incremento de 0,7 puntos en la ratio CET1 y de 0,8 en la de capital total, en relación con diciembre de 2017. Estos ratios de capital superan holgadamente los requerimientos establecidos a la entidad por el BCE para 2018.

Los activos líquidos disponibles (deuda pública en su mayor parte) y descontables en el BCE, netos de los activos utilizados, se elevan al cierre del primer trimestre de 2018 a 13.499 millones de euros, lo que representa un 23,2% sobre el balance total del Grupo. Este importante volumen de activos líquidos permite, según manifiestan desde la entidad, gestionar «con comodidad» los próximos vencimientos de emisiones en mercados.

Crece con fuerza el nuevo crédito a empresas y particulares

El crecimiento del crédito es uno de los capítulos más destacados de los resultados presentados ayer por Unicaja Banco. , En el primer trimestre se formalizaron operaciones por importe de 915 millones de euros, 284 millones más que en el último trimestre de 2017. La producción crece 187 millones en el segmento de pymes y resto de empresas, lo que supone un incremento respecto al último trimestre de 2017 del 55%. En el segmento de particulares, la producción de nuevas operaciones se incrementa en 71 millones de euros, lo que supone un incremento intertrimestral del 31%. De dichas operaciones, las que cuentan con garantía hipotecaria aumentan un 30% y el resto, un 31%. Por último, en los tres primeros meses de 2018 se han formalizado nuevas operaciones de préstamo al sector público por un importe de 83 millones de euros, lo que supone un crecimiento intertrimestral del 46%.

Todo ello ha contribuido a que el saldo del crédito a la clientela (sin ajustes por valoración) se sitúe en 30.771 millones de euros al cierre de marzo de 2018, incrementándose el crédito normal en el trimestre en 127 millones de euros, fundamentalmente en los segmentos de administraciones públicas y empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos