Santander propone un ajuste de plantilla de 1.580 trabajadores tras la integración del Popular

La presidenta de Santaner, Ana Botín./REUTERS
La presidenta de Santaner, Ana Botín. / REUTERS

La medida, que afecta a los servicios centrales del grupo, también plantea recolocar a 580 empleados afectados en otras áreas

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Santander ha presentado a los trabajadores su plan de ajuste que afectará a 1.580 empleados, todos ellos de los servicios centrales del grupo. Además, la intención de la empresa es poder recolocar a otros 580 trabajadores en otras áreas, según fuentes sindicales. La idea de la entidad es que esta reestructuración, que es producto de la integración del Popular, esté lista antes de finales del año.

Sin embargo, los sindicatos consideran "muy elevado" ese recorte, por lo que ahora se abre un proceso de negociación que no puede prolongarse demasiado si la empresa espera que el ERE se realice este año.

De hecho, será fundamental conocer las condiciones de despido que ofrezca el grupo. La semana pasada Santander aseguró que haría un "esfuerzo" para que las salidas se produzcan "en buenas condiciones".

De momento, según explicó el banco la semana pasada actuará bajo el criterio de "meritocracia". En este sentido, afirmó que la idea es "aprovechar el mejor talento de ambas entidades". Así, se comprometió a buscar el acuerdo con los representantes de los trabajadores y "aprovechando al máximo la movilidad interna hacia otras unidades del grupo".

En cualquier caso, este ajuste se produce después de que tanto Santander como Popular realizaran en 2016 Expedientes de Regulación de Empleo. En el caso del Santander afectó a 1.380 trabajadores e incluyó prejubilaciones. En el Popular la salida afectó a 2.592 empleados.

Fotos

Vídeos