Un modelo de banco y dos regiones

Enviado especial. Madrid

Unicaja es referencia de banca minorista en 12 provincias de Andalucía y Castilla

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

Al debut bursátil de Unicaja se unen también de forma menos visible pero no menos expectante los más de 19.000 antiguos preferentistas de Banco CEISS que tienen ya en su mano hacer caja con ese 2,6% de su participación en la Unicaja cotizada. Representan una pequeña parte de los 3,1 millones de clientes del grupo Unicaja Banco –en Andalucía y Castilla y León está el 82 por ciento de su red comercial– y dar liquidez a las acciones por las que canjearon los ahorros invertidos en Banco Ceiss era una de las razones de la salida a Bolsa. Los daños colaterales de la resolución del Popular el pasado día 7 se dejaron sentir sobre Liberbank, una entidad en la zona mediana del sector aunque con un volumen de activos muy inferior al de Unicaja. Tras la desaparición del Popular, el malagueño entra en la escena bursátil como séptimo banco del país y dispuesto a sacar más partido de su fuerte arraigo en las dos regiones más extensas, que le proporcionan el primero o segundo puesto en el mercado minorista en 12 provincias. Es líder en Málaga, con un 24,9%; en Salamanca (31,8%), León (26%), Palencia (30,9%) y Valladolid (25,7%), mientras que es segunda en Almería con un 22,9%, Jaén (18,1% gracias a la absorción de Caja Jaén en 2009), Ciudad Real (17,9%), Cádiz (15,4%), Cáceres (12,6%), Zamora (32,7%) y Soria (30,4%). Unos 2,8 millones de clientes son particulares con un perfil ahorrador y medio millón son instituciones y empresas.

Gestión

En la nueva etapa, Unicaja Banco se dispone a mantener su atractivo para los inversores, cuyo apetito por la banca empieza a crecer a medida que se avecina el final de la actual política monetaria del BCEy el precio del dinero remonte. La única de las antiguas cajas que no recibió ayuda directa del Estado mantuvo sus distancias con el crédito al ladrillo, al contrario que su filial en Castilla y León, que tiene vetado el crédito inmobiliario en virtud del apoyo público que recibió para su absorción por Unicaja. El banco andaluz anota el discreto peso del ladrillo en esa gestión «prudente y conservadora» con la que se ha presentado ante los inversores internacionales. A diciembre de 2016 su nivel de cobertura de activos improductivos –un 4,5% sobre el total– era del 55%, por encima de sus principales competidores. Reducir los gastos de explotación, mejorar ingresos vía comisiones y ampliar negocio en ámbitos como el crédito al consumo simplifican parte de una nueva estrategia comercial que no olvida a Madrid como mercado en el que crecer. Como el resto del sector tiene que abordar su plan de negocio en pleno de desafío tecnológico para la banca tradicional, donde el ajuste de plantilla sigue como factura inexorable. Con una red de 1.280 oficinas y 7.365 empleados en el conjunto del grupo, Banco Ceiis mantiene vivo su segundo ERE, mientras el millar de empleados de Unicaja en los 58 años mira al futuro con preocupación más allá de la Bolsa. Aunque la integración informática y operativa entre Unicaja y Ceiss es un hecho, queda la plena absorción, que llegará una vez se salden las cuentas con el Frob y Unicaja le compre el 20 por ciento con el que controlará plenamente la filial castellana.

La integración de Banco Ceiiss marcó la ruta para la salida a Bolsa de Unicaja, que basa su plan de negocio en las sinergias

Los próximos seis meses serán claves para un reforzamiento de la estrategia de Unicaja Banco, cuya ratio del 73 por ciento entre créditos y depósitos le otorga una destacada liquidez, una de sus principales fortalezas, máxime cuando el sector esa ratio se mueve en el 115 por ciento. La entidad remarca que su apuesta por una «gestión prudente y conservadora» le permite tener un balance sólido, y afrontar una política de dividendos con la que pretende destinar a los accionistas hasta el 40 por ciento de los beneficios en 2020.

Fotos

Vídeos