Un juez de lo mercantil abre otra vía para una posible compensación por el Popular

Estudia la demanda de un accionista para que declare el concurso necesario de acreedores y nombre incluso nuevos administradores

J. A. BRAVO

madrid. La madeja derivada de la polémica intervención de Banco Popular el pasado 7 de junio, y su traspaso inmediato al Santander por el precio simbólico de un euro, sigue soltando hilos. Y el último puede incluso terminar de enredarlo todo.

El titular del Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid tramita ya la petición del bufete Corbalán de Celis & Guerri en nombre de un accionista particular. Piden la declaración necesaria de concurso de acreedores para el Popular, esto es, forzada por su situación económico-financiera y con independencia de lo que puedan estimar sus administradores, a los que se pide remover.

Estos abogados parten precisamente de los argumentos dados por la Junta Única de Resolución (JUR), dependiente de Bruselas, y el FROB para retirar a los gestores anteriores del banco y venderlo a un tercero. Según el BCE, era «incapaz de pagar sus deudas en el futuro próximo».

El despacho -que persigue una indemnización para los accionistas- alude a que para tomar tal decisión la ley exige un informe definitivo de valoración del banco y que sea de un experto independiente. Esa presumida «iliquidez», apuntan, solo se ha basado hasta ahora en un dictamen provisional y de la propia JUR.

Consta, no obstante, la existencia de otro informe de la auditora Deloitte pero su contenido completo no ha sido publicado todavía. En ese estudio se hablaba de, al menos, tres escenarios posibles para el Popular: el base, con un resultado negativo de 2.000 millones; el estresado, con una cuenta negativa de 8.200 millones y otro, esta vez positivo en 1.500 millones, que el FROB descartó por no considerarlo «viable».

Fotos

Vídeos