El Estado se deja 70 millones en la privatización de otro 7% de Bankia

El FROB ha recuperado el 12% de 22.400 millones en ayudas tras esta última colocación que ha ido a parar a manos de firmas de Reino Unido y EE UU

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. El Estado ha tenido que conformarse con vender a tiempo el paquete de acciones de Bankia del que había previsto desprenderse antes de final de año, pero a costa de hacerlo con pérdidas. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se apuntará unas minusvalías del entorno de 70 millones de euros, según apuntan fuentes del sector, después de haber vendido un 7% del capital que tenía en la entidad por 818 millones de euros. En cualquier caso, la cifra definitiva se conocerá cuando el organismo público cierre sus cuentas anuales, que no se publicarán hasta bien entrado el próximo ejercicio.

El drenaje registrado en esta operación contrasta con las ganancias generadas en la anterior privatización parcial del banco, llevada a cabo en febrero de 2014, cuando se apuntó una plusvalía de 138 millones. En aquella ocasión, el Estado se desprendió del 7,5% del banco por más de 1.300 millones. Ahora, el FROB ha vendido 201 millones de acciones por un valor contable inferior al que se apuntaba en sus libros. Y pasa a tener un 60,6% del capital, a la espera de que Bankia se fusione con BMN -el otro banco nacionalizado- como aprobaron en septiembre sus juntas de accionistas.

Con esta operación, el Estado ha recuperado 2.656 millones de euros de los más de 22.400 millones inyectados al grupo -tanto a Bankia como a su matriz BFA a través de diferentes instrumentos financieros- en 2012. Es decir, un 11,8% de ese apoyo público derivado de las dos colocaciones de acciones, así como de los dividendos generados por el grupo en 2014, 2015 y 2016.

A pesar de que el resultado neto de la privatización se deja por el camino parte del dinero concedido al grupo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, se mostró ayer satisfecho al considerar que la colocación «pone de manifiesto la confianza en Bankia y en el sistema financiero y la confianza en la economía española». De Guindos reconoció que hace poco más de un mes no se podría haber materializado la venta por la situación que se vivía ante el proceso independentista catalán.

Pero ahora el Gobierno ha retomado la senda de la privatización, cuyo objetivo pasa por completar la venta del 100% de Bankia a finales de 2019. La colocación de paquetes de acciones como la de ayer favorecería la liquidez del valor en un contexto en el que el precio de la acción se encuentra mucho más bajo de lo necesario para que solo con esas ventas lograran recuperar todo el dinero inyectado. Los títulos de Bankia tendrían más que duplicar su cotización actual para que el reembolso de esas ayudas se hiciera solo con la privatización.

En esta venta parcial de Bankia se han colocado acciones a 4,06 euros por título, lo que supone un descuento del 2,7% con respecto al cierre del lunes, cuando se anunció la operación. Precisamente, ayer cayeron en Bolsa un 2,4% para quedarse en los 4,07 euros de la operación.

Sin interés en España

La colocación se cerró entre 74 firmas institucionales con una demanda que superó en 2,3 veces el importe ofrecido. La participación de inversores españoles apenas representó un 2% del total, frente al interés mostrado por los de Reino Unido y Estados Unidos, en cuyas manos ha quedado un 83% de las acciones del banco puestas a la venta. En el caso británico representan un 43% del total, y un 40% en el norteamericano. Por detrás se sitúa el resto de europeos (11%) y del resto del mundo (4%). En conjunto, según fuentes del mercado, participaron corporaciones de 15 países diferentes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos