CaixaBank venderá al fondo Lone Star el 80% de sus activos inmobiliarios

J. A. B.

CaixaBank ha terminado siguiendo el mismo camino que otras entidades financieras en España y ha preferido desligarse casi por entero de su negocio inmobiliario y centrarse en la actividad puramente bancaria. Para ello ha acordado con el fondo de inversión estadounidense Lone Star, que desde diciembre de 2014 ha hecho operaciones similares con otros bancos como Kutxabank, traspasarle el 80% de sus activos ligados al 'ladrillo'.

La entidad de origen catalán traspasará dichos activos -junto al 100% de su filial Servihabitat- a una nueva sociedad de la que el fondo tendrá el 80% y CaixaBank el 20% restante. El valor de esa cartera se estimaba a finales de octubre pasado (cuando hizo la última cuantificación) en 12.800 millones de euros brutos, aunque el valor neto contable se reducía hasta 6.700 millones.

De esta última cantidad saldrá la suma que Lone Star abonará por su 80%, una cifra que podría rondar finalmente los 5.300 millones -más un ahorro de costes estimado de otros 550 millones entre 2019 y 2021- aunque condicionada a la revisión final del negocio. La operación se prevé cerrar entre finales de este año y principios de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos