CaixaBank devuelve la mitad de las reclamaciones a sus cláusulas suelo

Fachada de una de las sucursales de CaixaBank en Barcelona. :: y. herman / reuters/
Fachada de una de las sucursales de CaixaBank en Barcelona. :: y. herman / reuters

Ya ha reintegrado 210 millones a 48.500 clientes mientras su beneficio se dispara un 53% hasta 1.500 millones tras la integración de BPI

JOSÉ M. CAMARERO VALENCIA.

El mecanismo extrajudicial de resolución de cláusulas suelo puesto en marcha por el Gobierno a principios de año ha permitido a unos 48.500 clientes de la entidad recuperar el dinero que les habían cobrado de más por la aplicación de los tipos mínimos de interés en sus hipotecas. Se trata de un 51,5% de las reclamaciones que han llegado a CaixaBank desde enero, lo que supone la aceptación de prácticamente la mitad de las solicitudes recibidas en este periodo hasta el pasado 30 de septiembre.

El banco ha recibido en estos meses unas 94.161 reclamaciones de afectados que solicitaban la devolución de las cláusulas suelo tras la resolución del Tribunal de Justicia la Unión Europea, del 21 de diciembre de 2016, en la que fijaba la retroactividad total de estos reintegros por una inadecuada comercialización. De esas instancias, CaixaBank ha rechazado un 48,5% del total al considerar que sí cumplían los requisitos de transparencia y buena comercialización que se exigen a la banca en este tipo de casos. Con el decreto 1/2017, con el que se pretendían agilizar los trámites y evitar la vía judicial, cada entidad podía determinar la viabilidad de una reclamación según sus propios criterios.

Por ejemplo, parte de las solicitudes se han rechazado si se trataban de novaciones o subrogaciones, donde se entiende que el cliente había tenido la posibilidad de revisar su escritura y percatarse de los 'suelos'.

De todas las quejas aceptadas por CaixaBank, ya ha devuelto el dinero al 90% del total, lo que ha supuesto un desembolso de unos 210 millones de euros. El 10% restante se encuentra en vías de materializar el reintegro. En cualquier caso, la entidad destinará mucho menos dinero de lo que había previsto inicialmente para este fin. CaixaBank estimaba que podía gastar unos 625 millones de euros, como máximo, después de dotar 110 millones adicionales a los 515 millones fijados inicialmente para este proceso.

Al tratarse de la entidad que ha iniciado la temporada de presentación de los resultados trimestrales, CaixaBank ha sido la primera en ofrecer estos datos. Otras como BBVA, Popular (integrada en Santander) o Bankia, podrían actualizar los datos de evolución de este proceso extrajudicial en las próximas jornadas.

Resultados «históricos»

En lo que se refiere a las cuentas de CaixaBank hasta septiembre, el grupo ha ganado 1.488 millones de euros, lo que supone un 53,4% más que en el mismo periodo del año pasado. Este crecimiento se ha visto impulsado por la integración del negocio del banco portugués BPI cuya adquisición comenzó a contabilizar de forma integrada el 1 de febrero.

Sin la aportación de la firma lusa, el beneficio de CaixaBank habría mejorado en cualquier caso un 34,8%. En lo que se refiere al negocio de BPI, donde CaixaBank controla hasta un 84,5% de su accionariado, el banco ha contribuido con 180 millones de euros al conjunto del grupo. Para el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, 2017 será «el mejor año de la historia» de la corporación.

Gortázar también quiso resaltar ayer, en la presentación de resultados que tuvo lugar en su nueva sede social de Valencia, el papel del banco como referente para los ahorradores en toda España. De hecho un 26,7% de los clientes en España tienen al banco de origen catalán como primera entidad.

Esa penetración se produce con 15,8 millones de clientes en España y Portugal y una cuota del 18% en oficinas. «También somos líderes en España en seguros de vida y salud, también en medios de pago. Toda esta diversidad nos permite ofrecer rentabilidades de doble dígito en áreas como banca seguros», indicó el consejero delegado.

En un contexto marcado por los bajos tipos, el margen de interés del banco mejoró un 15,2% hasta los 3.550 millones de euros. Además, los ingresos por comisiones alcanzaron los 1.867 millones de euros. Por otra parte, la ratio de morosidad del grupo ha caído hasta el 6,4% de sus préstamos, frente al 6,9% que registró a finales de 2016, medio punto menos en solo nueve meses.

Fotos

Vídeos