El Banco Sabadell decide trasladar su sede social de Cataluña a Alicante

El Banco Sabadell decide trasladar su sede social de Cataluña a Alicante

Este cambio de domicilio social garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo en caso de secesión

EFEBarcelona

El consejo de administración de Banco Sabadell ha aprobado este jueves en una reunión extraordinaria el traslado del domicilio social de la entidad a Alicante ante la incertidumbre política y económica que ha originado la celebración del referéndum ilegal en Cataluña el pasado domingo, según han informado a Europa Press en fuentes del mercado.

Noticias relacionadas

Según han explicado fuentes de Sabadell a Europa Press el objetivo del cambio de sede social reside en proteger a la clientela y en garantizar la seguridad jurídica que proporciona el marco regulatorio del Banco Central Europeo (BCE).

Una vez aprobado el traslado, este podría efectuarse en horas, sin necesidad de convocar una junta extraordinaria de accionistas, pues los estatutos de la entidad catalana así lo contemplan.

De este modo, el banco se adelanta a la celebración del pleno del Parlament de Cataluña del próximo lunes -cuya convocatoria ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional- en el que se podría aprobar la declaración unilateral de independencia de la región tras la celebración del referéndum ilegal.

El máximo órgano de dirección de Sabadell se ha decantado finalmente por Alicante -descartando otras opciones como Madrid o Asturias-, ciudad donde tenía su sede la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), adjudicada a Sabadell al precio simbólico de un euro a finales de 2011.

En cualquier caso, los servicios centrales de Banco Sabadell seguirán ubicados en Barcelona, ya que el cambio de domicilio social constituye una acción prácticamente simbólica, tal y como ocurre en otras entidades como Banco Santander, Bankia o BBVA, cuya sede social se encuentra en Santander, Valencia y Bilbao, respectivamente, a pesar de que sus oficinas centrales están en Madrid.

Las fuentes consultadas han asegurado que la posición de liquidez del banco no se había visto afectada por la incertidumbre política y económica en Cataluña, aunque sí reconocieron que la volatilidad experimentada durante las últimas sesiones bursátiles había despertado cierta preocupación.

A este respecto, los inversores han recibido de buen grado la noticia y las acciones de Sabadell se han revalorizado un 6,16% en la sesión de este jueves en la Bolsa de Madrid, hasta alcanzar los 1,69 euros por título.

Banco Sabadell está presente en un total de 18 países a través de oficinas de representación, filiales y participadas, y dispone de más del 30% de su negocio fuera de España. En concreto, el 24% se encuentra en Reino Unido a través de su filial británica TSB y cuenta también con un 8% de su negocio en América tras su entrada en México.

En España, la entidad dispone de una cuota en el mercado de crédito de en torno al 7,2%, que alcanza el 16% en Cataluña, mientras que en la Comunidad Valenciana es del 15%, según datos de junio de 2016 recogidos de la memoria anual de la entidad.

Sabadell también cuenta con una cuota del 14,6% en Murcia y del 11,9% en Asturias y León, mientras que en Madrid la porción del mercado que corresponde a la entidad se reduce hasta el 3,5%.

Por número de oficinas, las comunidades donde el banco tiene más presencia son Cataluña, con un total de 638 sucursales, por delante de la Comunidad Valenciana (381) y Madrid (201). En cambio, Sabadell solo tiene seis oficinas en Cantabria y siete en Extremadura, regiones donde también dispone de sus menores cuotas de mercado.

CaixaBank

Si CaixaBank tiene la intención de modificar su domicilio social para trasladarlo a otra comunidad autónoma ajena a Cataluña lo va a tener mucho más complicado que Banc Sabadell. Porque los estatutos de la entidad presidida por Jordi Gual establecen que para materializar ese cambio de sede es necesaria la aprobación de la junta de accionistas, y no solo la autorización del consejo de administración, como ocurriá previsiblemente esta tarde en el grupo presidido por Josep Oliú.

A la antigua caja de ahorros catalana se le complicaría cualquier decisión al respecto y tendría que esperar varias semanas si quisiera ponerla en marcha. El Gobierno cambió la ley de Sociedades de Capital en 2015 habilitando la posibilidad de que cualquier compañía pudiera trasladar su sede social a cualquier punto de España con la mera aprobación del consejo de administración de la firma. Fue una de las novedades incluidas en esa normativa, anticipándose a lo que pudiera ocurrir en Cataluña. Pero el artículo 285 de esa ley establece que se podrá hacer así "salvo disposición contraria de los estatutos" de la compañía.

Y en los estatutos sociales de CaixaBank se deja bien claro que cualquier cambio de domicilio tiene que pasar por la junta de accionistas, y no sirve solo la autorización del consejo. En el artículo 4 de esa norma, se indica que "para proceder a su traslado a un término municipal distinto (a Barcelona) se precisará el acuerdo de la junta". El domicilio sí puede cambiar con el beneplácito de los consejeros siempre que sea "dentro del mismo término municipal".

Si el máximo órgano de dirección del banco quisiera hacerlo, tendría que convocar una junta de accionistas extraordinaria, que prolongaría los plazos. En concreto, se debería convocar "al menos un mes antes" de su fecha de celebración para cumplir con las reglas estatutarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos