La Fundación Bancaria Unicaja respalda la salida a Bolsa del banco

La Fundación Bancaria Unicaja respalda la salida a Bolsa del banco
  • El patronato decide por unanimidad votar sí a la propuesta del consejo de administración de la entidad en la junta de accionistas del próximo miércoles, que abordará el salto al parqué

Los quince patronos de la Fundación Bancaria Unicaja, encabezados por Braulio Medel, votaron ayer por unanimidad respaldar la propuesta de salida a Bolsa de Unicaja Banco realizada por su consejo de administración, que se someterá a la aprobación de la junta general de accionistas del próximo miércoles 26 de abril. Dado que la fundación, heredera de la caja de ahorros, es la principal accionista del banco con un 86,7% de su capital, esta decisión garantiza ya luz verde para la operación.

Con la bendición de la Fundación, Unicaja Banco tiene asegurado, pues, el visto bueno a la oferta de suscripción de 625 millones de nuevas acciones de un euro de valor nominal cada una, que pretende realizar con fecha aún no definida. Dicho paquete, que tendrá un valor nominal de 625 millones de euros, conllevará un aumento de capital social y estará dirigida a inversores cualificados nacionales e internacionales. Cuando se complete esta operación el capital social de Unicaja Banco se elevará a 1.547,8 millones de euros (ahora es de 922,8 millones). La nueva emisión representará, pues, un 40% del total de acciones. Éstas se suscribirán y desembolsarán íntegramente con cargo a aportaciones dinerarias, con exclusión del derecho de suscripción preferente y con previsión de suscripción incompleta.

Una vez la junta de accionistas de Unicaja Banco apruebe la operación de salida a Bolsa, la entidad tendrá que determinar el resto de condiciones de la misma (sobre todo, el precio con el que saldrán al mercado las acciones) y elegir el momento oportuno. Para ello, su consejo de administración también va a solicitar a su máximo órgano de gobierno que le delegue las facultades necesarias.

La largamente esperada salida a Bolsa satisfará tres necesidades: conseguir el dinero necesario para devolver los 604 millones de euros que prestó el Estado a su filial CEISS; cumplir el compromiso adquirido con los antiguos preferentistas de la entidad castellano leonesa de ofrecerles una vía para recuperar sus ahorros; y empezar a reducir el porcentaje de participación de su principal accionista, la Fundación Bancaria Unicaja, para así cumplir con la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias.

La entidad malagueña anunció que saldría a Bolsa en 2013, en pleno proceso de absorción de Banco CEISS. Pero la preparación para este hito no empezó realmente hasta 2015, con la elección de las entidades que la están asesorando para esta operación: Rothschild, UBS y Morgan Stanley. En los últimos meses los trabajos se han intensificado mientras sus responsables seguían a la espera de la ansiada «ventana de oportunidad» en el mercado. Un mercado que no ha sido propicio hasta ahora; de hecho, a finales de enero la Comisión Europea, en vista de las circunstancias adversas, dio permiso a Unicaja Banco para retrasar la operación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate