Solo la mitad de los afectados por suelos en Bankia ha reclamado la devolución

video

El presidente de Bankia Jose Ignacio Goirigolzarri. / Efe

  • Goirigolzarri indica que los consejeros independientes tendrán un papel "clave" en la fusión con BMN y apunta, tras los casos de las 'black' o la salida a Bolsa, que "ningún objetivo" empresarial justifica cometer delitos

La recepción de reclamaciones con las que Bankia está devolviendo las cantidades cobradas de más a sus clientes por las cláusulas suelo hipotecarias apenas ha superado la mitad de los posibles casos que podrían tener derecho a dirigirse a la entidad para recuperar ese capital. Hasta ayer, el banco había recibido 33.000 solicitudes, de las cuales se han liquidado 25.000 por un importe de 127 millones de euros, según ha anunciado el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, durante la junta de accionistas que hoy tiene lugar en Valencia.

Sin embargo, y a pesar de la alarma social que provocó la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la retroactividad de los suelos en diciembre, esas reclamaciones representan solo un 55% de los 60.000 casos que el grupo había estimado que podrían tener derecho a devolución. Aunque no hay un plazo límite para dirigirse a la entidad e iniciar ese proceso, muchos clientes aún no lo habrían hecho bien porque las cantidades a reclamar podrían ser muy bajas, por desconocimiento de su caso concreto o por otras causas personales.

En cualquier caso, la entidad había provisionado más de 200 millones para hacer frente a esta contingencia, de los que ha gastado aproximadamente un 60%. Esta ralentización en el proceso de quejas también se dio el año pasado con el mecanismo de devolución de las cantidades invertidas en la salida a Bolsa por parte de los accionistas minoritarios, según indican fuentes de la entidad, que finalmente no tuvo que destinar todo el dinero previsto para la restitución del conflicto de la OPS de Bankia.

Goirigolzarri también se ha referido en su discurso ante los accionistas del banco a la fusión con Banco Mare Nostrum (BMN), una operación que ya han comenzado a examinar a instancias del FROB. El presidente de Bankia ha indicado que, aunque la integración tendría sentido industrial -"en los mercados naturales de BMN, como Murcia, Baleares y Granada, nuesra presencia es muy escueta", ha recordado-, "también debe tenerlo el financiero". Y se ha comprometido a que "la defensa de los intereses de los minoritarios será aboslutamente prioritaria" en la definición de las condiciones de la unión.

Para ello, "los consejeros independientes tendrá un papel clave en este proceso", ha afirmado José Ignacio Goirigolzarri, quien ha querido despejar dudas sobre las presiones gubernamentales o sectoriales que podrían acechar en ese proceso. Esa labor de los miembros del consejo autónomos servirá "para evitar cualquier conflicto de intereses". A partir de ahora, el grupo llevará a cabo "un ejercicio muy riguroso y profesional" que realizarán "con rigor" durante los próximos meses. Está previsto que sea a finales de año cuando todo el procedimiento culmine, mediando las correspondientes juntas extraordinarias de ambos bancos, donde se debería aprobar la fusión.

Además, el presidente de Bankia ha querido dejar un mensaje ante los accionistas de la entidad después de un año en el que se han sucedido algunos de los juicios que más han afectado a los anteriores gestores del grupo, como el caso de las tarjetas 'black' o el de la propia salida a Bolsa de Bankia. "Ningún resultado ni la consecución de ningún objetivo puede justificar la transgresión de nuestros valores y principios", ha indicado Goirigolzarri al respaldar la labor del actual consejo de administración. Sus componentes, ha indicado, tienen la misión de desarrollar "una gestión profesional y meritocrática" porque es "la mejor forma de devolver las ayudas" a los contribuyentes, después de que el Estado inyectara más de 22.000 millones en 2012.

La junta de accionistas del banco tiene previsto aprobar en la sesión de hoy el reparto de un dividendo en metálico por valor de 317 millones de euros, esto es, a 2,75 céntimos por acción, un 5% más que el año pasado. De esta cantidad, el Estado percibirá unos 209 millones -gracias a la participación del 65% que tiene el FROB-, con lo que, hasta ahora, Bankia habrá reintegrado al erario público unos 1.800 millones de las ayudas públicas percibidas en su momento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate