El relevo de Isidro Fainé por Jordi Gual en Caixabank se materializará mañana

Vista de la sede de Caixabank, en Barcelona.
Vista de la sede de Caixabank, en Barcelona. / Reuters
  • El consejo del banco se reúne este jueves para confirmar la elección del hasta ahora economista jefe de la entidad, mientras que el presidente sólo lo será de la Fundación La Caixa

El consejo de administración de CaixaBank se reunirá mañana, 30 de junio, para confimar lo que desde anoche es un hecho: Isidro Fainé dejará la presidencia de CaixaBank, y le sustituirá Jordi Gual, hasta ahora economista jefe de la entidad. Así lo ha indicado la firma en un hecho relevante ante la CNMV, en el que afirma que está previsto someter a consideración de los consejeros ambos cambios, "sujetos a la evaluación de idoneidad del sñor Gual por parte del Banco Central Europeo". Aunque fuentes financieras indican que el camino está ya despejado por parte de las autoridades regulatorias para propiciar este relevo.

A apenas 24 horas de que expirara el plazo para tomar una decisión, finalmente Isidro Fainé dejará la presidencia del banco desde este mismo jueves. El cambio se produce porque legalmente no era posible que Isidro Fainé pudiera compatibilizar ambos cargos –presidente de CaixaBank y de la Fundación La Caixa- más allá del día 30. Así lo determina la última reforma de la Ley de Cajas de Ahorros de 2013. En los últimos meses se había especulado con la posibilidad de que sólo se dedicara a la fundación y dejara paso a otro perfil. En cualquier caso, Fainé seguirá siendo el responsable de CriteriaCaixa, la sociedad del grupo que aglutina las inversiones del banco. Las acciones del banco se apuntan a estas horas una revalorización del 1,1% en la Bolsa, mientras que el Ibex-35 lo hace un 2,5%.

Jordi Gual, de 57 años, lleva más de 11 años ligado a La Caixa. Ejercerá como presidente no ejecutivo, mientras que Gonzalo Gortázar mantendrá su cargo como consejero delegado y primer ejecutivo del banco.

Fainé deja la presidencia de CaixaBank, cargo que ostenta desde el mes de julio de 2007. Durante estos nueve años, el hasta ahora presidente ha tenido que afrontar una de las etapas más convulsas del sistema financiero español, en la que la antigua La Caixa llegó a integrar a varias entidades como Cajasol, Banca Cívica y varias entidades de origen catalán, conformando el tercer grupo bancario español más importante por volumen de negocio. CaixaBank ha extendido su actividad por todo el territorio nacional, mantiene en cartera un 25% de las nóminas que se cobran en España y también ha dado algunos saltos al exterior, como en Portugal, donde se encuentra en pleno proceso de integración de la entidad lusa BPI.