La CNMV «vigila» la venta de la ampliación de Popular entre los particulares

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV. / EFE
  • mercados

  • Elvira Rodríguez afirma que el regulador se ha dirigido al banco para recordar los requisitos de comercialización, mientras la entidad recuerda que no puede ofrecer créditos ligados expresamente a la ampliación

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, ha recordado que el regulador está "siguiendo y pidiendo información" a Banco Popular sobre el proceso de comercialización de la ampliación de capital aprobada por la entidad por valor de 2.500 millones de euros entre los inversores minoritarios. Se trata de un proceso habitual ante este tipo de operaciones en las que interviene una parte de ciudadanos particulares, tal y como ha afirmado Rodríguez en el Foro Anual del Consejero de KPMG e IESE en Madrid.

El regulador ya se ha dirigido a la entidad presidida por Ángel Ron "para recordar todos los requisitos que tiene que cumplir" en una macroampliación de capital con participación de inversores institucionales pero también con ciudadanos de a pie, después de que algunas informaciones apuntaran a una posible concesión de créditos ligados expresamente para financiar la participación de esos clientes en la ampliación. Elvira Rodríguez no ha querido acusar al banco de cometer ninguna ilegalidad: "No presupongo nada". Se trataría de una acción preventiva para evitar problemas futuros, indican fuentes del mercado.

Desde la propia entidad indican que no han lanzado ningún producto de financiación concreto para que los clientes acudan a la ampliación, cuyo plazo finaliza este viernes día 11 de junio. De hecho, técnicamente no podrían hacerlo porque no cubrirían el objetivo de la ampliación al usar créditos para una operación de este tipo. Otro aspecto diferente es el uso al que destinen los clientes parte de los préstamos personales que solicitan a la entidad.

La responsable del regulador bursátil ha realizado estas declaraciones después de apuntar los primeros datos de cumplimiento del Código de Buen Gobierno Corporativo, aprobado hace un año, por parte de las cotizadas. En el campo de las remuneraciones, los consejos de administración del Ibex-35 ganaron, de media, 8,3 millones de euros en 2015, lo que supone un descenso del 6% con respecto al ejercicio anterior. "Hay que analizar con detenimiento este dato porque las empresas del Ibex han cambiado", según Rodríguez, y eso serviría para explicar por qué se habría producido esa caída.

Por otra parte, la presidenta de la CNMV ha anticipado que el 82% de las empresas cotizadas cumplen con las recomendaciones del nuevo código corporativo, y que un 30% de las firmas siguen más del 90% de esos consejos del regulador que no son de obligado cumplimiento. Además, el número de consejeros independientes -una de las premisas del regulador para mejorar el gobierno corporativo- se ha incrementado en 3,5 puntos hasta el 40%. En el caso de las del Ibex-35, ese dato se sitúa ya en el 47,5% del total. Por otra parte, un 75% de esos órganos de dirección tienen presencia femenina, casi seis puntos más que en 2014, aunque el promedio de mujeres por consejo solo alcanzar el 15%.