Sabadell «aprovecha» la polémica del 'suelo' para ofrecer cambiarse a hipotecas con tipo fijo

  • El consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, mantiene que las cláusulas de sus préstamos “no son nulas” al haber sido comercializadas de forma transparente

Banco Sabadell, una de las entidades más afectadas por la comercialización de las cláusulas suelo, pero también una de las firmas que mantiene más firmeza ante la justicia, “está aprovechando” la polémica generada durante los últimos meses en torno a las cláusulas suelo para ofrecer a sus clientes afectados por esta limitación -pero también a los que no se encuentran en ese grupo- el cambio desde su hipoteca de tipo variable a otra de tipo fijo. “Estas ofertas de cambio están teniendo una aceptación muy alta”, ha indicado el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, durante la presentación de resultados de la corporación en el primer trimestre.

La estrategia del banco pasa por comercializar estos préstamos en los que se aplica un tipo de interés -inicial, o para toda la vida de la hipoteca- invariable, con el que “se abarata el coste del pago mensual de la cuota” con respecto al crédito con suelo, según ha indicado Guardiola. En cualquier caso, el responsable de la entidad de origen catalán ha insistido en que sus hipotecas con limitación de intereses a la baja, tanto las del propio Sabadell como incluso las que se pudieran haber realizado por algunas de las firmas adquiridas por el banco, se hizo “correctamente”. “Solo podrían considerarse nulas si no se hubieran comercializado de forma transparente, pero aquí sí lo han sido”, ha insistido el consejero delegado de la entidad. “Lo estamos defendiendo ante los tribunales”, ha anticipado de cara a la vista que se iniciará este martes en el seno del Tribunal de Juticia de la UE, en el que se comenzará a analizar el caso de las cláusulas suelo de la banca española. “Lo que hacemos es defender y proteger nuestra propia reputación”, ha indicado Guardiola.

Sabadell ha mantenido desde el momento en el que se conoció la sentencia del Tribunal Supremo en la que se anulaban las hipotecas con tipos limitados de BBVA, NCG Banco y varias cajas rurales que sus créditos no son abusivos y que cumplen con la ley. De hecho, la entidad no había retirado sus clásusulas suelo de forma generalizada a sus clientes, como sí han hecho otras entidades financieras, incluso no afectadas por el fallo del Alto Tribunal.

Jaime Guardiola también se ha referido en su intervención ante los medios, en la que ha anunciado que el beneficio del banco ha aumentado un 44% hasta los 252 millones de euros en el primer trimestre del año tras la adquisición de la entidad británica TSB, a la posibilidad de aplicar un cierre drástico de oficinas bancarias en España. El consejero delegado de Sabadell ha afirmado que el ajuste más importante ya lo hicieron con la integración de entidades como la CAM, pero que en cualquier caso la reestructuración de la red de sucursales “será algo tendencial, pero sin crear situaciones traumáticas” en lo relativo al despido de empleados. Refiriéndose a la intervención del consejero delegado de BBVA, hace pocos días, en la que afirmó que a largo plazo sobraba una buena parte de sus oficinas, Guardiola ha expresado que “se han sobreinterpretado esas palabras”. El responsable de Sabadell ha admitido que “habrá un cierto reformateo de oficinas” en los próximos años porque “habrá un nivel de capilaridad menor al actual sin tener por qué supone un impacto en el ámbito de los recursos humanos”.

Sobre el cobro de comisiones que anticipó el presidente de la AEB, José María Roldán, el pasado miércoles, el consejero del Sabadell ha explicado que “es verdad que los servicios hay que cobrarlos”. Pero ha querido matizar esta postura indicando que “cada banco tiene su política comercial de comisiones” y que la reflexión del responsable de la patronal bancaria “no obliga a que todas las entidades tengan que aproximarse a los clientes” de la misma forma y con exacta estrategia bancaria.

Al contrario de lo sostenido por Dolores Dancausa, CEO de Bankinter, sobre las fusiones bancarias, Guardiola ha admitido que “las integraciones tienen toda la lógica industrial” para el sector. Pero que la actual situación de bajos tipos de interés y mayores exigencias regulatorias “lo convierten en un momento complicado” para materializar esas posibles operaciones.