Elvira Rodríguez cuestiona la sentencia del Supremo sobre las cuentas engañosas de Bankia

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez.
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. / Archivo
  • La presidenta de la CNMV sostiene que aplicar unos cambios regulatorios posteriores a la salida a bolsa en 2011 para reformular los resultados de entonces "no es contablemente correcto"

Primera voz autorizada -y oficial- que se sale del camino marcado por el Tribunal Supremo en una de las partes de la sentencia que obliga a Bankia a devolver la inversión a los pequeños accionistas. La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha objetado sobre el criterio del Alto Tribunal en el que se indicaba que las cuentas de la entidad eran engañosas al afirmar que "no comparte" esa posición, al menos "desde un punto de vista contable". Para Elvira Rodríguez, "no es correcto" utilizar "hechos posteriores regulatorios para reformular unas cuentas" de un determinado año.

Se refiere la presidenta de la CNMV, durante la presentación del Plan de Actividades 2016 que ha presentado esta mañana, a "la normativa del sector financiero" aprobada a partir del año 2012, "como los aumentos de requisitos de capital a la banca", que provocaron que "lo que eran unas cuentas en un momento se conviertan en otras" después. Aunque ha reconocido que el criterio válido es el del Supremo -"la anulación del proceso la tenemos ahí", ha reconocido-, Elvira Rodríguez ha puesto en cuestión la utilización de toda la regulación que ha afectado a la banca en los cuatro últimos años para analizar los resultados de Bankia presentados en 2011, en el momento de su salida a Bolsa. Entonces, la entidad arrojaba unos beneficios de 305 millones, aunque posteriormente se revisaron para contabilizar unas pérdidas de casi 3.000 millones. Además, la presidenta del regulador bursátil también ha apuntado que la nueva normativa que afecta a todo el sector bancario "está teniendo unos efectos colaterales" que en ocasiones "no se tienen en cuenta" para esas firmas financieras.

Independientemente de este criterio, Elvira Rodríguez ha querido desligar la cuestión de los resultados de Bankia "del hecho de que en su momento se comercializaran mal" la venta de las acciones a los minoritarios. "Eso hay que esclarecerlo", ha explicado la presidenta de la CNMV, quien considera se trata de una comercialización "indebida".

También ha entrado Rodríguez en la cuestión de Abengoa, la compañía que se encuentra a la espera de que los acreedores acepten su plan de viabilidad. La presidenta del regulador ha indicado que la firma "no va a encontrar ningún obstáculo para que salga adelante". Aunque ha advertido que lo hará "de forma ortodoxa". En cuanto a la posibilidad de que Pescanova regrese al mercado bursátil, ha explicado que lo podrá hacer "si presentan un plan de negocio claro" para poder determinar un precio correcto. En lo respectivo a la posible fusión entre Siemens y Gamesa, Rodríguez cree que la operación puede ser "buena" para los accionistas.

Protección del minorista

En su Plan de Actividades, la CNMV se propone desarrollar una circular que incluya advertencias sobre productos no adecuados para los inversores minoristas. Se definirán los productos "especialmente complejos" y considerados inadecuados para estos ciudadanos y las desviaciones significativas de precios de estos productos con respecto a su valor razonable. "Quien se acerca a un activo debe saber qué es y que no tenga una imagen diferente a la real", ha indicado Elvira Rodríguez, recordando que en la actual etapa de tipos al 0%, "estas advertencias son muy importantes". Además, el regulador propondrá al Ministerio de Economía que realice las mejoras que considere necesaria con el fin de eliminar obstáculos "innecesarios" y así atraer la inversión extranjera y nacional, además de favorecer la financiación de la actividad productiva.