Unicaja crea nuevas figuras para adaptar su organigrama a las exigencias de supervisión

  • La entidad sitúa los nuevos cambios, que implican sólo a ejecutivos «de la casa», «en línea con los objetivos de las mejores prácticas del sector en gobierno interno»

El consejo de Unicaja Banco aprobó el pasado miércoles la creación de nuevas figuras y reasignación de funciones en otros casos en el organigrama de la entidad para su adaptación a los esquemas del nuevo marco de regulación y supervisión fijado por la UE. Esta adaptación del organigrama llega después de que la Dirección de Auditoría Interna ya quedara configurada como una dirección independiente de las unidades de negocio y de gestión a las que supervisa. La entidad sitúa los nuevos cambios, que implican sólo a ejecutivos «de la casa», «en línea con los objetivos de las mejores prácticas del sector en gobierno interno». Así, crea la figura de un jefe corporativo de Finanzas o CFO (Chief Financial Officer), que será Pablo González Martín, hasta ahora director de tesorería y mercados de capitales. González Martín sumará también a estas funciones la relación con inversiones y la gestión de balance. Dentro de la división de Control, al frente de la cual seguirá Isidro Rubiales, se nombra a Cédric Blanchetiére como director de Control Global del Riesgo o CRO (Chief Risk Officer).

Los cambios en la organización, responden –explica Unicaja Banco en una nota– «a la clara delimitación y separación de las denominadas tres líneas de defensa contempladas en las directrices internacionales de supervisión: gestión de riesgos, control de riesgos y auditoría interna». Otro de los cambios es la denominación como Dirección Corporativa de Riesgos Financieros, que pasará a llamarse Dirección Corporativa de Riesgo de Crédito. Su responsable será Francisco Javier Pérez Gavilán, que hasta ahora desempeñaba el puesto de director de área de Análisis Financiero.

En su reforma, Unicaja Banco crea dos direcciones generales. La de Desarrollo Estratégico y Banca de Inversión, que será dirigida por el hasta ahora director adjunto Ángel Rodríguez de Gracia, uno de los colaboradores más estrechos de Braulio Medel ya incluso desde la creación de Unicaja en 1991. A esta Dirección General bajo su gestión se adscriben las funciones de empresas participadas, inmuebles y el negocio no principal. La banca comercial, área hasta ahora era responsabilidad de José Luis Berrendero como director adjunto, adquirirá un mayor rango . También se crea la Dirección Corporativa de Planificación y Marketing, a cargo de Óscar García Oltra, anterior director corporativo de Desarrollo Estratégico y Marketing.

Por otra parte, se reasignan funciones en la Secretaría General bajo Ángel Fernández Noriega, que se ocupará de Asesoría Jurídica, Atención al Cliente, Comunicación e Imagen, Relaciones con Grupos de Interés y Sociales, Relaciones Institucionales y Reputación Empresarial.

Por su parte, las funciones de la División de Secretaría Técnica, cuyo director es José Manuel Domínguez, serán las de Asesoría Jurídica Corporativa, Cumplimiento Normativo, Eficiencia, Gabinete Técnico y Estudios, Recursos Humanos y Secretaría de Órganos de Gobierno y Dirección.