Diario Sur

Los clientes tendrán 3 meses para solicitar al banco el desbloqueo de su cuenta

Colas en los bancos desde el lunes.
Colas en los bancos desde el lunes. / F. GONZÁLEZ
  • Podrá haber restricciones en la operativa por Internet o en la extracción de dinero en el cajero, pero nunca en las domiciliaciones aclaran las asociaciones de usuarios

Cuenta atrás inminente. Esta mañana los bancos y cajas seguían pareciendo más una sala de espera del médico. Pero, ciertamente queda un día, y ya es sabido que los clientes que no hayan facilitado su DNI antes del 30 de abril, que viene a ser mañana, se arriesgan al bloqueo de su cuenta. Un bloqueo de la operativa de la cuenta que será gradual. Según explica Ricard Torres, presidente de la asociación de usuarios Apabanc, " el bloqueo de la operativa sería gradual, en ningún caso automático y tampoco un cierre".

En una entrevista con Radio Nacional de España, Torres afirma que puede haber restricciones en la operativa por Internet, en la extracción de dinero en cajero –ante lo que el cliente se vería obligado a entrar en la oficina para acreditar su identidad– o en la realización de transferencias. "En ningún caso se procederá al bloqueo de las domiciliaciones", explica el representante de Apabanc. Además, el desbloqueo se podrá solicitar en los 3 meses posteriores "de una forma sencilla". Sólo habrá que hacer un trámite adicional, pero califica de "alarmistas" afirmaciones tales como que los usuarios que no presenten el DNI vayan a ser investigados por blanqueo o que el Gobierno vaya a intervenir esas cuentas. “Se trata de clientes ya conocidos con operativa coherente, no sospechosa”, añade.

Mañana vence el plazo de cinco años del que han dispuesto los bancos para adaptarse a la Ley 10/2010 del 28 de abril de prevención del blanqueo de capitales, en la que se establece la obligación de los bancos de identificar y conocer la actividad económica de sus clientes. Y es por este motivo que los clientes acuden a su oficina con su DNI. De cualquier forma Apabanc advierte que en muchos caso los bancos requieren a particulares justificantes de su actividad económica o profesional, como por ejemplo la nómina, "aprovechando el requerimiento legal para exigir una documentación innecesaria y con fines comerciales", añaden.