La banca solo hace caso a una de cada tres reclamaciones aceptadas por el Banco de España

J. A. BRAVO

madrid. Los ciudadanos parecen tener más confianza en los tribunales que en el Banco de España (BdE) para conseguir que las entidades financieras les compensen por sus posibles abusos. Así se explica que mientras el número de reclamaciones ante el supervisor cayó un 28,6% en 2016, empujadas por el descenso en las quejas por cláusulas suelo, los juzgados civiles especializados en este asunto hayan registrado en su primer mes de funcionamiento una avalancha de 15.801 demandas para una estimación anual de más de 190.000.

El propio organismo reconoce como un aspecto «negativo» que no para de reducirse el índice de rectificaciones de las entidades hacia sus avisos, bajando a solo el 31% de los casos favorables a los clientes en 2016 en lo relativo a cláusulas suelo y poco más, un 36,8%, como promedio. Y eso que la mayoría de las resoluciones del BdE (5.819 el año pasado) fueron favorables al cliente (el 71,1%).

El pasado ejercicio se presentaron 14.462 reclamaciones, en línea con los últimos años aunque lejos del récord contabilizado en 2013 con 34.645 quejas. En el mismo sentido, las consultas telefónicas se redujeron un 11% (31.660) y las escritas hasta un 40% (solo 1.935).

La mayoría venían siendo por cláusulas suelo (el 46% en 2015), pero en 2016 apenas llegaron a un tercio (27%), mientras que subieron las quejas por gastos hipotecarios tras algunas sentencias que ordenan a la banca pagarlos. Por ello las reclamaciones ante el Banco de España se han disparado hasta 8.000 solo en el primer cuatrimestre, la mitad que en todo el año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos