La banca quiere compartir presencia en pueblos sin oficina

JOSÉ M. CAMARERO MADRID.

Con más de un millón de españoles sin acceso a sucursales bancarias en los municipios donde residen, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha propuesto una solución para que estos ciudadanos puedan seguir contando con los servicios financieros a través de acuerdos de colaboración entre las entidades para acudir a esas localidades en las que ya ninguna de ellas disponen de oficinas. Se trata de llegar a «esquemas cooperativos de ofrecimiento de servicios financieros básicos», ha indicado Roldán tras la asamblea anual de la organización.

Esta fórmula se basaría en acuerdos entre los bancos para llegar de forma periódica a las zonas más despobladas -alguna vez a la semana, por ejemplo- «de forma rotatoria» para que todas las corporaciones se impliquen en evitar la exclusión financiera. La idea «puede tener sentido», ha afirmado Roldán, quien ha indicado que «va a ser difícil que parte del mundo rural tenga acceso a la presencia bancaria física permanente». Esta vía se encuentra muy desarrollada en países como EE UU.

Roldán ha puesto sobre la mesa esta posibilidad porque, tal y como ha avisado, el proceso de cierre de oficinas no va a parar. Desde el pico máximo de la crisis se ha clausurado un 40% de las sucursales. No ocurrirá lo mismo en el caso de los recortes de personal del sector, que se ha reducido un 32% desde 2008, y cuyo drenaje «ya se está estabilizando», aunque continúa el goteo de salidas de empleados. Pero en lo que se refiere a la clausura de sucursales «siguen los procesos de reducción y no se puede descartar que continúen» en el futuro. Las últimas estadísticas del Banco de España al respecto indicaban que más de la mitad de los municipios ya no tienen banco en sus núcleos.

José María Roldán también ha defendido la necesidad de subir los salarios de los trabajadores, aunque con matices. Ha reconocido que son «inaceptables» las diferencias que se dan entre generaciones en el mercado laboral, pero ha añadido que es necesario «acompasar» la mejora de los sueldos con el mantenimiento de la ortodoxia económica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos