La Autoridad Fiscal, más optimista, ve posible mantener un avance del 3%

J. A. B.

madrid. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) sorprendió ayer al mostrarse más optimista que el Gobierno respecto al comportamiento de la economía a corto y medio plazo. Hasta el punto de que contempla incluso que el PIB pueda encadenar su cuarto ejercicio consecutivo creciendo a una tasa anual del 3% o mayor.

El organismo que preside José Luis Escrivá ve en principio tan «prudente» como «verosímil» que la economía española crezca en 2018 al menos un 2,7%, sobre todo porque hace ocho meses el propio Gobierno pensaba en el 2,6%. En octubre la bajó aunque la propia AIReF respalda el giro de ahora al alza al entender que «los peores escenarios vislumbrados» entonces por «la crisis institucional en Cataluña parecen haberse desvanecido». Sin embargo, no descarta «la reproducción de nuevos episodios de fricción», lo cual tendría un «impacto significativo sobre la actividad económica en Cataluña».

En cualquier caso el inicio de año, añade el organismo, ha sido «mejor de lo esperado». En lo positivo apunta el mayor dinamismo de los principales socios comerciales del país, junto al probable aumento de la renta disponible de parte de los hogares por las medidas expansivas de política fiscal. También alude al brío de la inversión productiva y la construcción, que sitúan a la demanda interna como «principal motor del crecimiento».

Desde el ámbito político, sin embargo, ayer hubo un rechazo importante a los nuevos Presupuestos. Para el PSOE consolidan a España como «el país más desigual de Europa» porque el gasto social solo crecerá un 1,1% pese a hacerlo el PIB un 2,7%. En la misma línea, en Unidos Podemos los tacharon de «tomadura de pelo». Y entre los sindicatos UGT los ve una «nueva ocasión perdida» para crear empleo de calidad, mientras CC OO cree que sus medidas son «solo coyunturales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos